DestacadasEstado

La Iglesia Católica defenderá incansablemente la vida: Carlos Garfias

En el contexto que vivimos en relación a las campañas, movimientos, marchas e incluso acciones violentas a favor del aborto, quiero compartir con todos ustedes el mensaje de la Iglesia y su compromiso en custodiar la vida humana desde su inicio, afirmó el arzobispo de Morelia

Morelia, Michoacán, 06 de octubre de 2019.- “En el contexto que vivimos en relación a las campañas, movimientos, marchas e incluso acciones violentas a favor del aborto, quiero compartir con todos ustedes el mensaje de la Iglesia y su compromiso en custodiar la vida humana desde su inicio”, afirmó el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos. 

El líder religioso reprobó que en el Congreso de Oaxaca avaló cambios a los artículos 312, 313, 315 y 316 del Código Penal del estado, colocando a ese Estado como la segunda entidad en despenalizar el aborto, después de Ciudad de México.

“Actualmente en nuestro estado de Michoacán, algunos intentan justificar el aborto antes de las 12 semanas, sin tener en cuenta que: desde el momento en que el óvulo es fecundado, se inaugura una nueva vida que no es la del padre ni la de la madre, sino la de un nuevo ser humano que se desarrolla por sí mismo”, expresó Carlos Garfias.

Recordó que la genética moderna muestra que desde el primer instante se encuentra fijado el programa de lo que será ese ser viviente: una persona, un individuo con sus características ya bien determinadas. 

Con la fecundación inicia una vida humana, cuyas principales capacidades requieren un tiempo para desarrollarse y poder actuar», expresó.

Pero más allá de los debates científicos y de las mismas afirmaciones filosóficas, Garfias Merlos recordó que la Iglesia siempre ha enseñado, y sigue enseñando, que al fruto de la generación humana, desde el primer momento de su existencia, se ha de garantizar el respeto incondicional que moralmente se le debe al ser humano en su totalidad y unidad corporal y espiritual: El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento se le deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable a la vida. 

“La Iglesia Católica seguirá proclamando la sacralidad de la vida humana. El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con intrépida fidelidad como buena noticia a los hombres de todas las épocas y culturas”, añadió.

Carlos Garfias  indicó que el hombre está llamado a una plenitud de vida que va más allá de las dimensiones de su existencia terrena, ya que consiste en la participación de la vida misma de Dios. Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término, y afirmar el derecho de cada ser humano a ver respetado totalmente este bien primario suyo.

“El Evangelio del amor de Dios al hombre, el Evangelio de la dignidad de la persona y el Evangelio de la vida son un único e indivisible Evangelio”, concluyó el arzobispo de Morelia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: