DestacadasEditoriales

Los niños el presente y el futuro (Por: Rubén Alcántar)

Seamos niños, recordemos todo eso que nos hizo ser las personas que hoy somos, pero reflexionemos también y meditemos si realmente les estamos dejando ya no solo el mundo que quisiéramos o que merecen, sino si quiera un mundo medianamente normal

Morelia, Michoacán, 30 de abril de 2020.- El crecer se vuelve una parte inevitable de la vida, muchas veces desearíamos no hacerlo, sin embargo el curso de los días no se detiene, sin duda el ser niño es una de las etapas más bellas, más inocentes, pero sobre todo, mas importantes en nuestra vida, mucho de lo que seamos o no seamos se forja precisamente entre los 0 y los 17 años, por ello la importancia de cuidar a nuestros niños, de brindarles un mejor presente y de acercarlos a un mejor futuro.

En datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica en 2018, en nuestro país residen aproximadamente 38.5 millones de niñas y niños entre los 0 y 17 años, es decir, el 30.8% de la población nacional, 19.6 millones hombres y 18.9 millones mujeres, repartidos por grupos de edad en 9.2 millones entre 0 y 4 años, 10.8 entre 5 y 9 años, 11.5 de 10 a 14 años y 7 millones de adolescentes entre 15 y 17 años.

De estos 38.5 millones poco más de 580 mil padece de alguna discapacidad, es decir el 2%, y como es de saberse, si los adultos con discapacidad sufren, los niños de nuestro país no son la excepción. Distintas discapacidades como, la dificultad para aprender, recordar o concentrarse, la vista, hablar y comunicarse son las más comunes, mientras que discapacidades auditivas y motrices son las menos declaradas. Únicamente el 87% de las niñas y niños en nuestro país cuenta con afiliación a al menos una institución de servicios de salud.

Un aspecto muy importante que la ENADID contempla es la causa de la discapacidad, es decir, tener conocimiento del origen de ésta, siendo que, la principal causa resulta ser por condiciones al nacer, ejemplo: de la población infantil con discapacidad motriz, 56.5% nacieron ya con dicha afectación y únicamente el 31.4% de los casos es producto de una enfermedad.

En cuanto a educación, la problemática se torna un poco más preocupante, dado que, únicamente el 75.3% de las niñas, niños y adolescentes con discapacidad de entre 5 y 17 años asiste a la escuela, cifra menor al 88.4% de quienes no padecen alguna discapacidad en ese mismo rango de edad.

Distintas pueden ser las razones de esto, la condición social, cultural, económica, de infraestructura para la atención y hasta geográficas, sin embargo una realidad reside en que entre mayor edad vayan teniendo nuestros niños y niñas, más se reduce el porcentaje de estos con acceso a la educación, lo cual resulta realmente preocupante; los adolescentes de entre 15 y 17 años con discapacidad, son solo el reflejo de todo el camino cuesta arriba que les ha tocado lidiar, el 41.1% de este rango de edad no cuenta con su educación básica completa, cifra bastante alejada del 15.2% de la misma estadística pero en personas sin discapacidad, una diferencia bastante preocupante.

Sin duda la gran mayoría de las niñas y niños de nuestro país desde que nacen ya afrontan con toda su inocencia un mundo que pondrá todo en su contra, y aun así hemos logrado crecer, luchar contra el mundo y sus obstáculos, sin embargo no todos cuentan con las mismas capacidades y/u oportunidades, lo que los aleja por una simple condición física de lograr lo que los demás niños de su edad pueden.

Hoy en su día, recordemos lo que es ser niño, esta gran ilusión en el mundo, esta inocencia incomparable y esta energía irrecuperable, seamos felices y sobre todo seamos niños, recordemos todo eso que nos hizo ser las personas que hoy somos, pero reflexionemos también y meditemos si realmente les estamos dejando ya no solo el mundo que quisiéramos o que merecen, sino si quiera un mundo medianamente normal y habitable como en el que nos tocó vivir a muchos, meditemos si realmente les estamos dejando un futuro que a nosotros nos hubiera gustado vivir, porque precisamente nuestras niñas y niños son eso, el futuro.

Decidí escribir sobre problemática que afrontan nuestros niños y niñas con discapacidad porque ellos también merecen un lugar en nuestra sociedad, también son parte, ellos también son el futuro, y un futuro digno y justo debe de estar al alcance de todos, sin importar condiciones física, sociales, económicas o demográficas, la responsabilidad es de todos, al final del día todos seguimos siendo niños en nuestro en interior, feliz día del niño.

BANXICO al rescate de la economía (Por: Rubén Alcántar)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: