DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Cristina y Wilma, suspendidas en Morena

Una por acusar sin pruebas, la otra por votar a favor de los nuevos impuestos, pero ambas quedaron suspendidas de sus derechos partidistas por 6 meses; ¿cuáles son las consecuencias?

Morelia, Michoacán, 05 de junio de 2019.- En las últimas horas han circulado las suspensiones de derechos partidistas para las diputadas locales Cristina Portillo Ayala y Wilma Zavala Ramírez por parte de la Comisión Nacional de Honor y Justicia del Morena.

Como consecuencia de las discusiones, los dimes y diretes relacionados con el Paquete Económico 2019, ambas legisladoras fueron sancionadas con 6 meses de suspensión de sus derechos partidarios, lo que no tiene mayor consecuencia más allá de lo que a continuación voy a referir.

Wilma y los nuevos impuestos

Por ejemplo, Wilma Zavala renunció a la bancada del Morena desde diciembre del año pasado, después de ser acusada de haber sido sobornada para votar a favor de los nuevos impuestos propuestos por el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

En este momento, aunque la originaria de Zacapu sigue siendo militante del Morena no forma parte de esa bancada y sí, por el contrario, está integrada en la Representación Parlamentaria, que encabeza el diputado de Movimiento Ciudadano, Javier Paredes Andrade.

Cristina acusó sin pruebas

Por lo que se refiere al caso de Cristina Portillo, ella en su momento fue candidata externa y aunque tuvo como 6 meses de oportunidad para haberse afiliado al partido que la postuló, omitió hacerlo.

Hay que recordar que desde el 2 de julio, luego del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, el Morena cerró las afiliaciones para que no ingresaran al mismo más sabandijas, según dijo la dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky.

Así que Portillo Ayala no se pudo afiliar formalmente a las filas morenistas en las fechas posteriores a los comicios en los que ella misma resultó electa.

A pesar de ello, la ex perredista aspira a grandes cosas en la Cuarta Transformación y se convirtió desde el primer momento en la vicecoordinadora del grupo parlamentario del Morena en el Congreso del Estado, donde meses después conspiró con Fermín Bernabé Bahena para derrocar al primer líder de la bancada, Alfredo Ramírez Bedolla.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Honor y Justicia, Cristina Portillo fue suspendida de sus derechos partidistas por haber acusado sin pruebas a Wilma Zavala de haber aceptado un soborno a cambio de aprobar los nuevos impuestos en Michoacán.

En esa queja ante el órgano interno también fue citado Ramírez Bedolla, fundador del Morena en el estado, quien sin embargo libró la sanción tras haber logrado un acuerdo conciliatorio con la diputada originaria de Zacapu.

¿Consecuencias?

Y a final de cuentas, ¿las consecuencias?

Para Wilma Zavala no hay consecuencia alguna más allá de lo mediático y tal vez lo moral entre sus compañeros de partido, pues no fue expulsada, no tiene cargos en órganos internos y no está por participar en elección alguna.

Mientras tanto, para Cristina Portillo, todo indica que se quedará sin la Vicecoordinación del grupo parlamentario, que es el único cargo partidista que ostenta desde el inicio de la 74 Legislatura, aún sin ser militante morenista.

Ahora que esta última ha decidido no quedarse de brazos cruzados e impugnar la decisión del órgano interno del partido, aunque independientemente de lo que ocurra por la vía legal, anticipo que la diputada seguirá ostentando el poder detrás del trono, como ya lo ha venido haciendo desde septiembre.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: