DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Godoy y Baja California

Hoy no extraña que Leonel Godoy sea señalado como uno de los principales, tal vez el principal, responsable de la barbaridad que hace unos días se aprobó en el Congreso del Estado de Baja California

Morelia, Michoacán, 15 de julio de 2019.- El ex gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, no está en el Morena por ser honesto y buena gente.

Muchos estamos convencidos de que es precisamente por todo lo contrario por lo que el michoacano se ha convertido en uno de los principales activos del partido de Andrés Manuel López Obrador.

Pero no sólo quienes lo padecimos en Michoacán lo tenemos en mal concepto. A nivel nacional y por donde ha pasado, hay muchos analistas serios que lo ven como el causante de una serie de situaciones anómalas.

Por eso hoy no extraña que Leonel Godoy sea señalado como uno de los principales, tal vez el principal, responsable de la barbaridad que hace unos días se aprobó en el Congreso del Estado de Baja California.

Se presume que para ampliar de forma inconstitucional de 2 a 5 años el mandato del próximo gobernador morenista en aquél estado, Jaime Bonilla, diputados locales, presidentes municipales y regidores recibieron cuantiosas sumas.

Se habla de que los coordinadores parlamentarios recibieron la friolera de 1 millón de dólares (casi 20 millones de pesos) por cabeza, mientras que cada uno de los legisladores locales habría recibido 8 millones de pesos.

De lo que se haya otorgado a los alcaldes y regidores no se ha hablado, pero algo habrá de eso, toda vez que en pocos días 4 de los 5 cabildos de Baja California aprobaron la reforma constitucional, que como ya dije, es a todas luces inconstitucional.

¿Por qué se apunta a Godoy Rangel como el presunto responsable?

Pues simple y sencillamente porque durante su cuatrienio -afortunadamente no sexenio- en Michoacán, muchas veces corrieron versiones de grandes tajadas de dinero para diputados con el fin de que se le aprobaran propuestas inviables.

Era ilegal, inconstitucional, aprobar la contratación de deuda pública para pagar otros adeudos adquiridos de forma irregular; era inviable aprobar la gratuidad de la educación media superior y superior sin el debido sustento financiero, algo que siguen padeciendo las finanzas de la UMSNH.

Pero eso y otras cosas le fueron aprobadas en su momento por el Congreso del Estado de Michoacán.

Entonces, con la práctica que ya traía y los malos antecedentes con los cuales también cuenta Jaime Bonilla, no suena nada aventurado que ambos personajes hayan recurrido a la misma práctica para burlar a los electores que votaron por un gobernador de 2, no de 5 años.

Tampoco suena nada raro que el presidente López Obrador, que el 1 de diciembre de 2018 juró cumplir y “hacer cumplir” la Constitución, no se haya pronunciado por la bajeza cometida en Baja California.

¿Se comportará igual si un gobierno panista, priista o perredista hace lo mismo?

De hecho, muchos creemos que es un ensayo del tabasqueño para en aras de la “austeridad” tampoco hacer elecciones en 2024.

Al fin y al cabo desde hace meses estamos siendo testigos de la más cara y ostentosa compra de voluntades en la historia de México. Y lo peor del caso, a plena luz del día, a la vista de todos, y… con recursos públicos.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: