DestacadasEditorialesPolítica

Los suspirantes… Implicaciones tras la debacle de Morón

Tras la ya muy comentada caída del aspirante a la gubernatura de Michoacán por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT) hay una serie de implicaciones que se deben valorar

Morelia, Michoacán, 30 de abril de 2021.- Tras la ya muy comentada caída de Raúl Morón Orozco como aspirante a la gubernatura de Michoacán por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT) hay una serie de implicaciones que se deben valorar.

Para empezar, la designación de Alfredo Ramírez Bedolla será cuestionada porque el diputado con licencia también fue sancionado en su momento por no haber cumplido con la entrega del informe de gastos de precampaña, nada más que en el caso del proceso interno por la candidatura a alcalde de Morelia.

Es de esperarse que librará la aduana del IEM, como ya lo hizo en su momento Iván Arturo Pérez-Negrón Ruiz, quien hoy es el abanderado a la Presidencia Municipal de la capital michoacana, aunque igualmente le detectaron gastos de precampaña, pero para la interna de candidatos a diputados federales.

Sin embargo, mediáticamente Alfredo Ramírez, aún sin ser candidato, ya ha venido siendo señalado por el dirigente estatal del PRD, Víctor Manuel Manríquez González, así como por el equipo del abanderado de Fuerza por México a la gubernatura, Cristóbal Arias Solís.

El propio oriundo de Churumuco ha venido recolectando apoyo de morenistas decepcionados, lo mismo que el candidato del Equipo por Michoacán (PAN-PRI-PRD), Carlos Herrera Tello.

Incluso el abanderado del PVEM, Juan Antonio Magaña de la Mora, ha pedido el voto de los inconformes.

¿Y por qué Raúl Morón no se regresó a la Presidencia Municipal de Morelia tras quedarse sin candidatura?

Pues él dice que es porque está muy comprometido con la causa de la Cuarta Transformación, sin embargo, yo veo ahí otras razones de más peso.

Como ha denunciado desde hace semanas el líder morenista Juan Pérez Medina, la inmensa mayoría de las candidaturas del Morena en Michoacán fueron impuestas por el ex gobernador Leonel Godoy Rangel y el propio Raúl Morón.

Así, el hecho de que el ex aspirante a gobernador haya aceptado ser comisionado político con funciones de presidente estatal del partido guinda, obedece más bien a proteger sus intereses y encaminar a sus propios candidatos en los distintos distritos y municipios. Claro está, de paso quiere seguir siendo una especie de “líder moral” del morenismo en Michoacán.

Ahora bien, el anuncio de Morón Orozco en el sentido de que pondrá toda la estructura que formó al servicio de Alfredo Ramírez, es una forma un tanto eufemística de querer endosarle todos los compromisos que ya había hecho al nuevo candidato a gobernador.

El nuevo dirigente estatal pretende que Ramírez Bedolla trabaje exclusivamente con el equipo que él ya había conformado, aunque obviamente este último tiene también su propia gente de confianza y al querer desplazar a algunas de las estructuras ya formadas podría haber fricciones.

¿Y qué pasa con la candidatura a diputado local plurinominal que ahora quedará vacante?

En teoría, y eso sería lo derecho, el hasta ahora suplente, Osvaldo Ruiz Ramírez, tendría que asumir la titularidad de esa candidatura, la número 2, con lo que por fin le haría justicia la revolución después de tantos sinsabores.

Sin embargo, no se debe descartar que el titular de la fórmula 4, Fidel Calderón Torreblanca, intente subir a ese escaño. No hay que olvidar que en 2018 él se quedó a un paso de ser diputado plurinominal, nada más que sólo entraron los dos primeros y él iba en la 3.

Y bueno, pues esas son algunas observaciones que surgen en este momento de botepronto, a reserva de que en breve surjan más novedades que aclaren el panorama.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… Van siete por Morelia Noroeste

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: