DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Iván Pérez Negrón, cual camaleón

El hoy diputado federal del PES quiere ser alcalde de Morelia, pero con sus antecedentes estará dispuesto a ponerse la camiseta que sea, del color que sea, con tal de lograr su proyecto personal

Morelia, Michoacán, 27 de agosto de 2019.- Uno de los atributos de los que en los últimos lustros han hecho gala buena parte de los políticos es el cambiar de colores según su conveniencia.

Tanto a nivel nacional como en lo local hay ejemplos de ello, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador que ha sido militante y dirigente de tres distintos partidos políticos, PRI, PRD y Morena.

En cuanto a lo local, uno en el cual en este momento hay que poner el radar es el diputado federal por el PES, Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz.

Hasta hace año y medio era un orgulloso priista de abolengo; nieto de quien fuera alcalde priista, Rafael Ruiz Béjar. Pero además, con el PRI logró ser tesorero municipal de Morelia, bajo el mando del presidente municipal Wilfrido Lázaro Medina y subdelegado de la Sedatu.

Fue aspirante a candidato del tricolor por la alcaldía de Morelia en 2015, cuando declinó en favor de Jaime Darío Oseguera Méndez, pero también aspiró en 2018.

Cuando Iván Arturo vio que las condiciones no estaban dadas optó por salirse de su partido natal para seguir un proyecto al cual fue invitado por el ex priista, ex gobernador y cuatro veces alcalde de Morelia, Fausto Vallejo Figueroa, y el ex presidente del IEM, Javier Valdespino García.

Así, se convirtió en candidato a diputado federal por el PES y por la coalición Juntos Haremos Historia, con Morena y PT.

En las campañas del año pasado, cuando le convenía se ponía la playera blanca y se subía a la nueva campaña de Fausto Vallejo por la alcaldía con las siglas del PES, pero en otros casos se vestía con la guinda y se iba a la de Raúl Morón Orozco, con Morena y PT.

Ya con el triunfo en la bolsa, gracias al efecto López Obrador, el diputado federal Pérez Negrón se olvidó del partido que le prestó el registro y no movió un dedo en los esfuerzos y recursos a los cuales acudió “su partido” el PES para tratar de conservar el registro. Es más, ni se volvió a parar en la sede de la dirigencia estatal.

Hoy, cada vez que puede lo vemos en las ruedas de prensa y otros eventos del Morena, partido al cual utiliza para -aprovechando el bajo nivel de varios de sus contertulios- tratar de acaparar los reflectores.

Eso se hace evidente cuando para todo en lo que requiera cobijo está con los morenistas, ¡ah!, pero cuando presentaron su informe de labores decidió -ahora sí- hacer el suyo por su cuenta.

Iván Arturo Pérez Negrón no ha perdido de vista su objetivo de ser candidato a presidente municipal de Morelia, pero ya sin el PES le falta un partido que le preste el registro y por eso su acercamiento con los del Morena y tal vez hasta los del PT.

Si por él fuera ya sería militante guinda, sin embargo, los registros están cerrados desde hace más de un año, así que lo que trata de hacer es caer bien y hacer méritos para ser tomado en cuenta para las próximas campañas.

Sin embargo, lo que habrán de valorar los dirigentes del Morena, empezando por López Obrador, es que -con sus antecedentes- Iván Pérez Negrón estará muy dispuesto a ponerse la camiseta que sea, del color que sea, con tal de lograr su proyecto personal.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: