DestacadasEditorialesPolítica

Los suspirantes… ¿Jara al PRI estatal?

¿Cuáles son los méritos que llevaron al ex rector de la UMSNH a la gubernatura de Michoacán y después al Consejo Nacional del PRI, desde donde pretenden impulsarlo?

Morelia, Michoacán, 20 de marzo de 2020.- Hace unas semanas el grupo de Jesús Reyna García lanzó una bomba: Habría la intentona desde la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PRI imponer al neo-priista Salvador Jara Guerrero como delegado nacional con carácter de dirigente en el PRI se Michoacán.

De ahí, aseguró Cuauhtémoc Ramírez Romero, el interés por conformar un Consejo Estatal que no correspondía al peso específico de los diferentes equipos al interior del tricolor, lo que derivó, obviamente, en impugnaciones y retrasos para la conformación del órgano máximo de gobierno al interior del PRI en la entidad.

Y es que el periodo para el cual fue designado Víctor Silva Tejeda vence el próximo 2 de abril, de ahí en adelante el secretario de Organización, Antonio Guzmán Castañeda, quedaría al frente del partido hasta por 60 días para organizar la renovación de la dirigencia estatal.

Sin embargo, sin el Consejo Político Estatal vigente y con la actual contingencia sanitaria, será difícil que para principios de junio se tenga concluido un proceso legal para renovar el Comité Directivo Estatal del PRI.

Por eso la especulación en el sentido de que se puede designar desde el CEN del PRI a un delegado nacional, que sería el ex gobernador interino, Salvador Jara, impulsado por otros dos personajes nefastos para el priismo michoacano, el diputado federal y ex dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, y el ex comisionado nacional, Alfredo Castillo Cervantes.

Pero, ¿cuáles son los méritos que llevaron al ex rector de la UMSNH a la gubernatura de Michoacán y después al Consejo Nacional del PRI, desde donde pretenden impulsarlo?

Pues simple y sencillamente el haberse convertido desde un principio en un títere de los intereses de Alfredo Castillo, aunque no «de a gratis», sino cobrando caros sus servicios.

Se dice, incluso ya empezó a salir en los resultados de las auditorías, que muchos de los cercanos colaboradores de Jara Guerrero se despacharon con la cuchara grande mientras estuvieron en las distintas áreas del Gobierno de Michoacán.

Hay quienes se atrevieron incluso, en ese breve periodo de 15 meses, a crear empresas ex profeso para obtener jugosos convenios con los que se autopagaban desde las arcas estatales. Eso, ha trascendido desde hace tiempo, y es algo que seguramente está por comprobarse.

De ahí la inconformidad manifiesta de las huestes de Jesús Reyna, así como del equipo del ex gobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí, que decidieron de plano no participar en el proceso de renovación del Consejo Político Estatal, al cual califican de “viciado”.

Y faltan por conocerse las reacciones de los priistas que sí tienen militancia desde hace muchos años en el tricolor, aquellos que en algún momento han venido levantando la mano para la dirigencia estatal.

En ese grupo, el ex diputado local y ex alcalde de Morelia, Wilfrido Lázaro Medina; el ex diputado local y actual presidente de la Fundación Colosio en Michoacán, Olivio López Mújica; el ex presidente municipal de Tepalcatepec y ex diputado local, Guillermo Valencia Reyes; y, la ex diputada local y todavía dirigente estatal de la CNOP, Xóchitl Ruiz González, que aún no se han pronunciado.

Por ahora, pinta mal la cosa en el PRI, sobre todo porque después de resolver los temas del Consejo Político Estatal y la dirigencia estatal está en puerta el arranque del próximo proceso electoral.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… Crece bancada perredista en Michoacán

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: