DestacadasEditorialesPolítica

Los suspirantes… Menos de 16 mil votos separaron a Alfredo de Herrera

Para efectos legales, la diferencia entre quienes fueron candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia y el Equipo por Michoacán fue de sólo 0.94%, tras el fallo definitivo del TEPJF

Morelia, Michoacán, 07 de octubre de 2021.- Menos de 16 mil votos separaron en el pasado proceso electoral al ahora gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, de su contendiente más cercano, Carlos Herrera Tello.

Para ser precisos, la diferencia en todos los cómputos finales oficiales fue de 15,960 votos.

Para efectos legales, la diferencia entre quienes fueron candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT) y el Equipo por Michoacán (PAN-PRI-PRD) fue de sólo 0.94% (no de 0.95% como dice el equipo de Carlos Herrera), tras el fallo definitivo de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Ya culminado el proceso electoral, cabe hacer mención de que Alfredo Ramírez ha tenido un buen arranque de gobierno, pues como se esperaba, contrario a lo que ocurría con el ex gobernador Silvano Aureoles Conejo, él sí recibe apoyo del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador.

Además, el ex diputado local y ex candidato a presidente municipal de Morelia ha sido lo suficientemente inteligente para buscar acercamientos con los sectores y hasta con los coordinadores de los grupos parlamentarios de oposición en el Congreso del Estado.

Algo que no habría hecho su líder moral, López Obrador, pero Ramírez Bedolla ya recibió en Casa de Gobierno a los líderes de las bancadas del PAN, Óscar Escobar Ledesma; del PRI, Jesús Hernández Peña; y, del PRD, Víctor Manuel Manríquez González. Paradójicamente, son precisamente ellos tres los fundadores del Equipo por Michoacán.

Por eso, ahora toca al secretario de Gobierno, Carlos Torres Piña, el papel del “policía malo” y de estar escarbando y denostando a la anterior administración estatal.

Esperemos que no se vuelva una tónica de todo el sexenio, pues se correría el riesgo de que, como lo hace Andrés Manuel, permanentemente se esté echando la culpa a los gobiernos anteriores por la falta de resultados o los errores actuales.

Que no se les olvide que entre esos gobiernos pasados se encuentran los de los entonces perredistas, Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, hoy prominentes figuras de la Cuarta Transformación.

Pero volviendo al principio, después de la anulación de casillas en cuatro muy sospechosos municipios de Michoacán, la diferencia entre los que querían a Alfredo Ramírez y los que votaron por Carlos Herrera fue mínima, pírrica, por así decirlo.

Eso, y el hecho de no contar con mayoría calificada en el Congreso del Estado obligan al gobernador de Michoacán y a su equipo -muchos de los cuáles ya se subieron en su tabique, y ya escribiré de eso- a ser inteligentes, cautos, conciliadores y verdaderos políticos para llevar el primer gobierno de la 4T a buen puerto.

¿Será que lo consiguen? Yo nada más les recuerdo que por su soberbia e improvisación, entre muchos otros errores, Raúl Morón Orozco y Humberto Arróniz Reyes no lo lograron en Morelia. Y eso que en teoría la tenían muy fácil.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… Macarena, con un pie fuera del PAN

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: