DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Morena y el viejo truco de victimizarse

A raíz de un reciente encuentro entre algunos liderazgos de la Cuarta Transformación en Michoacán, surgieron algunos sentiditos y desairados que se hicieron pasar por víctimas

Morelia, Michoacán, 15 de julio de 2020.- La historia de México está repleta de políticos y figuras públicas que se victimizan para ganar adeptos.

Uno de los casos más emblemáticos es el del hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Por supuesto que en su propio partido, el Morena, hay quienes siguen la misma escuela.

A raíz de un reciente encuentro entre algunos liderazgos de la Cuarta Transformación en Michoacán, surgieron algunos sentiditos y desairados haciendo una serie de declaraciones.

Entre los asistentes estuvieron algunos que aparecen en las encuestas para la gubernatura, como Raúl Morón Orozco, Víctor Báez Ceja, Carlos Torres Piña, Alfredo Ramírez Bedolla y hasta José Manuel Mireles Valverde.

Además aparecieron personajes como David Soto Quizaman, Julio Peguero Espinosa, Sergio Pimentel Mendoza, Yolanda Guerrero Barrera, Hirepan Maya Martínez y también Artemio Ortiz Hurtado.

Entre los que manifestaron su molestia de inmediato apareció la diputada local, Cristina Portillo Ayala, criticando la ausencia de mujeres en la reunión, y de paso haciéndole el favor a su amiga, Selene Vázquez Alatorre, quien dice que aspira a la gubernatura y horas después argumentó haber sido excluida de ese encuentro por ser mujer.

Otro inconforme fue el dizque “vocero” del Morena en Michoacán, Martín López Ortiz, quien le restó valor a la reunión, indicó que no son tiempos de definición de candidaturas y llamó a quienes quieran convocar a la unidad partidista a que lo hagan desde el partido y con el aval del Comité Ejecutivo Estatal.

Pero la cereza en el pastel fue la aparición de Cristóbal Arias Solís, quien con sobradez y aires de grandeza, aseguró que esa reunión equivalía a la conformación de un bloque en su contra, porque lo ven como puntero en todas las encuestas.

Así, Cristina Portillo y Selene Vázquez son víctimas porque al ser mujeres no fueron convocadas, pero además, la segunda considera que es la ideal para encabezar la gubernatura por ser mujer, como si en el mismo Morena no hubiera otras mujeres capaces, que además han sido militantes y hasta fundadoras del partido.

Martín López se victimiza, porque ve socavada la “autoridad” que extraestatutariamente le otorgaron mediante un acuerdo algunos de los grupos internos del Morena.

Y, por su parte, Cristóbal Arias se hace la víctima porque se asume como el virtual candidato del Morena a la gubernatura, sin tomar en cuenta que en las encuestas del partido no sólo se medirán la popularidad y el nivel de conocimiento, sino varios otros factores. Y todavía después de eso tendrá que pasar por un filtro por el que hasta ahora parece que no cabe.

Sin duda alguna, la victimización es un recurso muy socorrido entre la clase política, muchos de ellos han llegado a donde están gracias a eso y al chantaje.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Los suspirantes… ¿A quiénes prefiere la población abierta?

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: