DestacadasEditoriales

Los suspirantes… Ya no hay amor a la camiseta

Últimamente, gran parte de la clase política se ha comportado en ciertos aspectos cual futbolistas profesionales que cambian de camiseta y de colores en favor del mejor postor

Morelia, Michoacán, 28 de agosto de 2019.- La reciente renuncia de Miguel Ángel Chávez Zavala al PAN y su incorporación como coordinador municipal de Movimiento Ciudadano en Morelia nos confirma una cosa: Que en la política ya no hay amor a la camiseta.

Últimamente, gran parte de la clase política se ha comportado en ciertos aspectos cual futbolistas profesionales que cambian de camiseta y de colores en favor del mejor postor.

Sólo para citar casos recientes a nivel nacional, lo vimos hace poco con dos aspirantes a la dirigencia nacional del PRI, como José Narro Robles e Ivonne Ortega Pacheco.

El primero ya anda con el PRD en algo que llaman “Futuro 21” y que nadie sabe qué es exactamente y la segunda dice que no, pero aparentemente estaría en negociaciones y a la espera de ofertas.

Lo vimos con una vieja conocida de los michoacanos, Alejandra Barrales Magdaleno, y con el senador y ex candidato al gobierno del Estado de México, Juan Zepeda Hernández, ambos renunciaron al PRD.

La primera se ha quedado por ahora sin partido y el segundo, suena desde hace meses, se iría a las filas de Movimiento Ciudadano.

Ya no hay ideologías ni proyectos partidistas o de nación que sirvan. Por encima de todo está el interés personal de aquellos que ya se sienten con algún capital político para llegar a otro partido como “refuerzo”, como “estrella” o cual “contratación bomba”.

Sin embargo, a los futbolistas profesionales se les hacen firmar contratos con cláusulas por determinado tiempo, de recesión, primas y demás. Eso no ocurre en el caso de los políticos, que al primero o segundo desaire, que al primero o segundo tropezón, deciden irse a donde más les convenga en lo personal.

Hace como dos meses Miguel Ángel Chávez se decía convencido panista y firme aspirante a la dirigencia municipal del PAN en Morelia. Por todo el ruido que se generó lo bajaron a la mala de la contienda, pero entonces, ¿dónde quedó la convicción?

Movimiento Ciudadano se asume como un partido de izquierda, pero en los hechos es más bien de centro o de centro izquierda (sólo por ponerle nombre) y toda su vida a Chávez Zavala se le ha identificado con la “derecha” (también por llamarla de alguna forma).

No dudo de su capacidad de debate y de discernimiento. Estoy seguro de que sin él pierde mucho el PAN y con él gana mucho el partido naranja de Manuel Antúnez Oviedo. Pero será interesante ver cómo el ex panista y busca convencer de que se identifica con su nueva camiseta.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: