DestacadasPolítica

Luisa María Alcalde tiene a 7 familiares en la nómina de la 4T

De acuerdo con el portal Nómina Transparente de la Administración Pública, al menos cuatro de los familiares directos de la secretaria del Trabajo son servidores del gobierno; sin embargo, también tiene en la nómina cuando menos a tres familiares políticos

Ciudad de México, 22 de mayo de 2020.- La vieja práctica del nepotismo (trato a favor de familiares o amigos a los que se otorgan cargos o empleos públicos) es una acción que ni la Cuarta Transformación ha logrado erradicar.

Tras una serie de denuncias dadas a conocer por la prensa mexicana, la Secretaría de la Función Pública podría abrir un expediente por el presunto conflicto de interés relacionado con la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján y sus allegados que forman parte de la Administración Pública Federal .

De acuerdo con el portal Nómina Transparente de la Administración Pública, al menos cuatro de sus familiares directos son servidores del gobierno. Se trata de sus primas, Tania Tiscareño Luján, quien se desempeña como Jefa del Departamento de Comité Nacional de Profesionalización de la Asistencia, perteneciente al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la familia, Karina Luján Luján, que ocupa el cargo de Directora de Asuntos Penales de la Secretaría de la Función Pública, su hermana, Bertha María Alcalde Luján, ejecutiva adjunta del Sistema Nacional de Seguridad Pública y su mamá, Bertha Luján Uranga, presidenta del Consejo Nacional de Morena.

El portal también registra a la familia política de Tania Tiscareño Luján —prima de Luisa María Alcalde— de tener puestos como servidores públicos. Óscar Sandoval Salas, esposo de Tania, ejerce un cargo en la dirección de Evaluación de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, con un sueldo neto de 56,318 pesos. 

Dos personas más, identificadas como parientes del funcionario público, Gloria y Daniela Sandoval Salas, trabajan en la Agencia Mexicana de Cooperación para el Desarrollo y Servicio de Administración y Enajenación de Bienes con un salario de 56,318 y 43,119.19 pesos, respectivamente.

Cuestionada al respecto, la secretaria de la STPS aseguró que cada persona es responsable de su propia historia, por lo que le parece correcto que sus familiares puedan llegar a buscarse un futuro en el país.

Además recordó que sus primas han trabajado desde hace varios años en el sector público, por lo que sus posiciones no tienen que ver con la actual administración. «Lo que no se vale es que cuando alguien no tiene méritos, por favores o por tráfico de influencias empiezan a hacerlo. Cada una de ellas (sus familiares) no tiene ninguna limitación de trabajar en los diferentes niveles si es a través de su honestidad y desempeño diario.

La trayectoria de la familia Alcalde Luján comenzó con Bertha Luján Uranga —madre de Luisa Alcalde— quien desde la administración de Andrés Manuel López Obrador como jefe de gobierno de la Ciudad de México (2000-2003), ocupó del cargo de contralora, y actualmente es la Presidenta del Consejo Nacional de Morena.

En julio del año pasado, el nombramiento de Bertha Alcalde, hermana de la secretaria del Trabajo, como ejecutiva en un área del Sistema Nacional de Seguridad Pública, causó polémica.

Bertha llegó al puesto de secretaria adjunta por el visto bueno del presidente de México, pero tampoco ocupó el cargo por su trayectoria, sino por una designación directa del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Tan sólo ocho meses después, Alcalde Luján se incorporó como Jefa de Oficina de Durazo.

AMLO niega nepotismo en su gobierno

Como precepto de su gobierno, López Obrador aseguró que bajo ninguna circunstancia existiría influyentismo, amiguismo o nepotismo.

Este viernes, en su conferencia matutina, el mandatario señaló que Luisa y su hermana Bertha trabajan en distintas áreas, y si ocupan cargos de alto nivel en la política es por su profesionalidad. “No hay nepotismo, pero si tienen ustedes elementos, están en todo su derecho de presentar una denuncia, además ya está tomando nota la Secretaría de la Función Pública, seguramente ella va a hacer la investigación de oficio si existiera nepotismo, porque no se permite, la ley de austeridad lo prohíbe. En el caso de las dos hermanas, no considero que lo haya”, aseveró.

Luisa María Alcalde no es la única que se salta el semáforo. Ahí está también la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval para personificar un nepotismo exquisito y descomplejado que desafía sin rubor la tradición y hasta los valores morales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que prohíbe esta práctica. (CON INFORMACIÓN DE: INFOBAE).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: