DestacadasEditoriales

México, corrupción e ignorancia (Por: Alejandro Vázquez Cárdenas)

Seamos sinceros, aceptemos nuestra realidad educativa, las limitantes académicas del magisterio, la corrupción sindical, la mediocridad de escuelas y Universidades; sabiendo todo esto, ¿podemos salir de nuestro atraso?

Morelia, Michoacán, 17 de agosto de 2021.- Los años pasan y los partidos en el poder también, PRI, PAN, de nuevo el PRI y ahora MORENA han estado como responsables de la conducción de México pero las cosas no cambian, continuamos en los peores lugares en cuanto marcador mundial investiguemos. En el listado que elabora Transparencia Internacional, México sigue ocupando un lugar muy bajo en el Índice de Percepción de Corrupción;  en incómoda vecindad con países como Yemen y Siria. Pero lo verdaderamente grave, por las consecuencias que se derivan de ello, es el problema educativo; México, desde hace lustros, se encuentra en un pésimo nivel. ¿Razones?, muchas, las que se nos ocurran y muchas más,  SEP, SNTE y CNTE son solo variaciones del mismo problema, distinguibles únicamente por el alto nivel de violencia de la CNTE.  “México tiene décadas de atraso educativo” afirma la OCDE. Nos costará entre 25 y 60 años  abatir el rezago.

Si la autocrítica fuera algo que se nos diera nos daríamos cuenta de que somos  un país donde la  mayoría de gente tiene una cultura apenas epidérmica, que casi no lee, y lo poco que lee no siempre lo comprende; un país donde las personas tienen como principal fuente de formación e información a la televisión abierta, los chismes de su círculo laboral o de amistades y ahora las llamadas “redes sociales”,  llenas de información falsa y para colmo saturada de bots y trolls. Por cierto, en la Internet se le llama Troll a la persona que publica mensajes ofensivos o fuera de tema con la única intención de molestar o provocar; en el caso concreto de Facebook su intención es que el usuario atacado  pierda los estribos para de inmediato reportar la cuenta y esta termine siendo  bloqueada. En cuanto a los Bots, recordemos que esta palabra viene de la palabra Robot y es la forma como se le denomina en el argot tecnológico a las cuentas que simulan ser personas en una red social y son creadas básicamente para replicar un determinado mensaje y dar la impresión de que existe apoyo a esa posición, generalmente política. Los bots, por la facilidad con que son creados,  son extremadamente abundantes y todo usuario de redes sociales ha tenido la mala fortuna de lidiar con ellos.

Pero regresemos al  tema educativo, nuestro futuro es más que complicado; sencillamente  no veo factible una solución con la actual  clase política.  ¿Causas? las podemos leer en el libro «El mito del desarrollo. Los países no viables en el siglo XXI», del ensayista y diplomático peruano Oswaldo de Rivero.

De Rivero señala que en el pasado siglo XX la mayoría de las naciones de África, Asia y América Latina ensayaron todos los modelos económicos para salir de la pobreza y el subdesarrollo: Estatismo, neoliberalismo, sustitución de importaciones y el socialismo soviético (antes de su extinción). Sin embargo, sólo Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Malasia han podido salir del  atraso. Los demás países, especialmente los de África y la mayoría de América Latina, México incluido, siguen atrasados.

¿Razones? El autor afirma: “La diferencia la hace el cambio cultural, el renacimiento de una nueva cultura donde se ha dado importancia a las ciencias matemáticas, físicas, químicas, biológicas y sobre todo a la investigación científica. Hoy la tecnología derivada de estas ciencias innova las exportaciones de Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Malasia, creando cada vez más prosperidad». 

En efecto, tanto Corea del Sur como Taiwán eran tan pobres como el Perú y Bolivia en los sesentas del siglo XX. Hoy en día, gracias a una verdadera revolución educativa, con una alta inversión en ciencia y tecnología, se dan el lujo de competir con Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

Pero seamos sinceros, aceptemos nuestra realidad educativa, las limitantes académicas del magisterio, la corrupción sindical, la mediocridad de escuelas y Universidades; sabiendo todo esto, ¿podemos salir de nuestro atraso? La respuesta es fácil, no; no con nuestros actuales maestros, ni con unos partidos políticos más interesados en vivir del erario que en resolver los problemas de México; y ahora con los obtusos y limitados funcionarios de la 4T el asunto está peor. Como se ven las cosas nuestro futuro parece ser la conversión de México en un narcoestado.  

El Estado ha perdido toda capacidad para educarnos. El gobierno, con su errática  conducción, ni puede, ni quiere, ni sabe cómo hacerlo.

Si hay una solución a este problema esta vendrá de la ciudadanía. ¿Posibilidad real? Ínfima.

Alejandro Vázquez Cárdenas 

Pejezombies. Un problema (Por: Alejandro Vázquez Cárdenas)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: