DestacadasEntretenimiento

Origen y evolución de la música norteña

La música norteña, es un género de la música regional mexicana. El acordeón y el bajo sexto son los instrumentos más característicos. Este género es popular tanto en México como en Estados Unidos.

Morelia, Michoacán, 08 de mayo de 2021.- El presente trabajo de ATIEMPO (www.atiempo.mx), su portal de noticias y denuncias por internet, analiza el origen, evolución y difusión de la música del conjunto norteño, representante histórico de una identidad local, que se transforma primero en una identidad del noreste, para luego dar paso al norte de México, y más tarde ser asimilada nacional e internacionalmente.

La música de conjunto norteño, conformada por el ensamble básico de acordeón y un cordófono de acordes, fue desarrollada en la primera mitad del siglo XX, en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y el sur del vecino país del norte, adaptando canciones y piezas instrumentales vernáculas con el sello característico norteño.

La música norteña, es un género de la música regional mexicana. El acordeón y el bajo sexto son los instrumentos más característicos. Este género es popular tanto en México como en Estados Unidos, especialmente entre la comunidad mexicana y mexicoestadounidense.

Se ha popularizado en otros países de habla hispana, entre los cuales destacan Colombia, Chile y España. Aunque es originario de zonas rurales, el norteño es popular tanto en zonas urbanas como rurales.

Algunos de los artistas más populares de la música norteña incluyen a Los Alegres de Terán (agrupación considerada la pionera en elevar el género a niveles internacionales, conociéndose como los padres de la música norteña), Ramón Ayala  y su Bravos del Norte (apodado “El Rey del Acordeón”), Carlos y José, Los Tigres del Norte, Los Tucanes de Tijuana, Los Relámpagos del Norte, Los Invasores de Nuevo León y Los Cadetes de Linares.

Además, agrupaciones como Los Huracanes del Norte, Los Hermanos Vega, Los Cardenales de Nuevo León, Los Traileros del Norte, El Poder del Norte, Grupo Límite, Grupo Pesado e Intocable.

Las estaciones de radio locales han continuado siendo una influencia importante en la popularización del norteño en la comunidad mexico-estadounidense.

Además, algo muy importante de la música norteña es la narrativa de sus canciones que, generalmente, se conocen como rancheras.

El impacto cultural de este género musical es muy claro, y es que el gusto por este tipo de canciones se ha ido extendiendo con el tiempo, tanto que no es extraño ver norteños en la Ciudad de México, así como en ciudades de otros países como Los Ángeles en Estados Unidos.

El origen de la música norteña, según opiniones de estudiosos en este género musical, data de los tiempos del Virreinato, aunque aún no existía el acordeón ni el bajo sexto como instrumentos en los grupos que tocaban música popular.

Después de la Independencia, este estilo de música se fue extendiendo por el norte de México, y era muy común bailar al ritmo de sus canciones en fiestas, fandangos y festividades de los pueblos.

A finales del siglo XIX, los inmigrantes bohemios y checos que se establecieron en el norte de la República Mexicana y al sur de los Estados Unidos aportaron los géneros musicales de sus tierras como la redova y la varsoviana; de esta manera, fue que se introdujo el acordeón y el ritmo de la polka a la música popular que ya existía en nuestro país. 

Así fue como se creó la música norteña, bautizada con este nombre porque era muy popular en los estados del norte de México.

Ya en el siglo XX, los romances españoles evolucionaron hasta formar los corridos, los cuales eran muy utilizados para dar a conocer las noticias, los personajes y sus hazañas más famosas de las distintas personas que participaron en la Revolución Mexicana.

Esta fue una época de oro para el corrido, que era muy conocido a ambos lados de la frontera norte del país.

Después, en la segunda mitad del siglo XX, se comercializó todavía más la música norteña, y nombres como El Piporro, Ramón Ayala, Cornelio Reyna, Los invasores de Nuevo León, Los Cadetes de Linares, Los Rancheritos del Topo Chico, Los Montañeses del Álamo, inclusive Lorenzo de Monteclaro, entre otros, hicieron que las canciones norteñas se popularizaran en el resto del territorio mexicano.

En los años 80 y 90, surgieron cada vez más y más grupos que fueron agregando otras influencias a la música norteña creando una mezcolanza extraordinaria y de gran sensibilidad musical en sus canciones.

Algunos de estos grandes grupos son ya leyendas del norteño como Los Tigres del Norte, Intocable, Bronco y Grupo Pesado, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: