Pese a presiones y chantajes, avanza el derecho a la vida en NL

Mientras las personas a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural se limitaban a mostrar en alto banderines con la frase "Salvemos las dos vidas" en dirección a las activistas a favor del aborto, éstas últimas vociferaban

Mientras las personas a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural se limitaban a mostrar en alto banderines con la frase “Salvemos las dos vidas” en dirección a las activistas a favor del aborto, éstas últimas vociferaban insultos

El Congreso del Estado de Nuevo León aprobó por 30 votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, una reforma al artículo primero de la Constitución Política del Estado que “garantiza el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural”

Monterrey, Nuevo León, 07 de marzo de 2019.- Pese a presiones, hostigamiento y chantajes de activistas y medios de comunicación, así como organismos nacionales e internacionales, el Congreso del Estado de Nuevo León aprobó por 30 votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, una reforma al artículo primero de la Constitución Política del Estado que “garantiza el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural”.

Colectivos que rechazan la reforma, argumentaron que la medida es inconstitucional, ya que la iniciativa aprobada en primera vuelta el 28 de mayo de 2014, debió ser archivada por la Oficialía Mayor del Congreso al no haber sido tocada en un periodo de seis meses, por lo que amenazaron con promover una acción de inconstitucionalidad, y esperan que en su momento la Suprema Corte declare su invalidez.

Otras activistas señalaron que al ya no requerirse mayoría calificada para reformar el Código Penal (28 de 42 votos), en cualquier momento podrían criminalizar el aborto sin importar las circunstancias del embarazo.

A su vez quienes se manifestaron a favor, encabezados por Francisco Treviño Cabello, que presentó la iniciativa hoy aprobada, rechazaron que se trate de criminalizar a las mujeres, ya que no se eliminan las excepciones de responsabilidad que contempla el Código Penal del Estado, referentes al aborto en caso de violación y cuando corre peligro la vida de la madre.

Los votos a favor de la reforma provinieron de los 15 diputados del PAN, cinco de los ocho del PRI (su coordinador, Marco Antonio González que se abstuvo); los cuatro diputados del PT, dos de los ocho diputados de Morena, tres de MC y de la legisladora del PES, Tabita Ortiz.

Mientras sufragaron en contra los diputados de Morena, Ramiro González (coordinador), Claudia Tapia y Luis Armando Torres, así como las coordinadoras de Nueva Alianza, María Dolores Leal Cantú y del PVEM, Ivonne Bustos, así como Mariela Saldívar de MC.

La reforma al artículo primero de la Constitución Política del Estado de Nuevo León, fue presentada por el entonces diputado panista, Francisco Luis Treviño Cabello y aprobada en primera vuelta el 28 de mayo de 2014, por 33 votos a favor de las bancadas mayoritarias del PAN y el PRI, por seis votos en contra del PRD, PT y Nueva Alianza.

Durante sesión que se prolongó por más de cuatro horas, hubo intercambio de porras y consignas entre los grupos pro vida y quienes argumentan el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.

En reiteradas ocasiones el presidente de la 75 Legislatura, el priista Marco Antonio González, amagó con suspender los trabajos legislativos o desalojar a quienes no mantuvieran el orden, ya que feministas a favor del aborto, interrumpían en todo moemnto a los oradores panistas, a quienes llamaban “hipócrita” o “asesino”.

La diputada de Morena, Celia Alonso quien votó y habló a favor de la reforma, causó hilaridad durante su intervención en la tribuna, al señalar que hay muchos métodos para evitar un embarazo al tener actividad sexual, por ejemplo el condón, “pero hay quienes no lo usan porque dicen que se siente más rico”.

Al final de la sesión Alonso fue confrontada por un grupo de feministas pro aborto, que la increparon por su voto y entre empujones y reclamos la siguieron hasta tomar el elevador.

Las tribunas del Congreso estuvieron llenas de militantes a favor y en contra del aborto, mientras en la entrada del recinto legislativo también se instalaron ambos grupos para defender sus posturas.

Pero mientras las personas a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural se limitaban a mostrar en alto banderines con la frase “Salvemos las dos vidas” o sostenían un rosario en dirección a las activistas a favor del aborto, éstas últimas insultaban y gritaban. (CON INFORMACIÓN DE: INFORMADOR.MX).