DestacadasEditoriales

Presupuesto 2021 contra las mujeres (Por: Rubén Alcántar)

El Presupuesto de un país demuestra lo que son las prioridades y el plan de nación que este tiene para con sus ciudadanos; el nuestro desde la llegada de la 4T siempre ha sido muy, pero muy, polémico digamos

Morelia, Michoacán, 17 de noviembre de 2020.- Durante las últimas semanas, desde septiembre para ser precisos, uno de los temas de mayor discusión sin lugar a dudas ha resultado ser el Presupuesto de Egresos de la Federación, el cual desde su anteproyecto, hasta ahora su aprobación en la cámara de diputados ha sido demasiado polémico, esto sin duda por las prioridades que en él se demuestran.

El Presupuesto de un país demuestra lo que son las prioridades y el plan de nación que este tiene para con sus ciudadanos; el nuestro desde la llegada de la 4T siempre ha sido muy, pero muy, polémico digamos, esto porque la ruta de este en todo momento siempre ha ido orientada más por el lado del asistencialismo y electoralismo que por el de un verdadero, real y tangible crecimiento para la sociedad.

Cómo bien menciono, dicho presupuesto demuestra las prioridades de un gobierno, y sin lugar a dudas, en nuestro país con la inminente y cada vez más creciente violencia contra las mujeres, este debería ser un apartado PRIORITARIO, en el cual deberían de centrarse los esfuerzos del ejecutivo federal, tratar de dar certeza y seguridad a las mujeres de este país, las cuales en este momento celebran cada día el continuar vivas, situación que no debería ocurrir.

Durante sexenios pasados las cosas no eran muy distintas, sin embargo existían programas que trataban de mejorar en poco o mucho la situación, programas de los cuales, los que no han sido desmantelados, han visto reducido en demasía su presupuesto, quedando las mujeres en el total desamparo.

Uno de estos programas es el de estancias infantiles, el cual entre 2018 y 2020 vio reducida su matrícula en un -35%, 329’781 son los niños afectados registrados hasta el momento de la reducción, esto por el también aumento en las cuotas de recuperación en las estancias que no se desaparecieron de un 23%, el ataque a este programa afecta demasiado dado que no son una, ni dos, sino millones las mujeres que por las condiciones del país deben salir a buscar el sustento para su familia y esto las restringe demasiado, limitando bastante las posibilidades de las mismas a trabajar.

Dentro de las reducciones se encuentra el Instituto para las Mujeres, el cual sufrió un recorte del -60% que asciende a 463 millones de pesos; o también la reducción en el programa de las tandas para el bienestar en un 40%, programa que como ha mencionado el mismo gobierno era orientado a las amas del hogar, tratando de brindarles una mayor oportunidad de crecimiento.

El programa de apoyo a las estancias de mujeres en las entidades federativas vio reducido su presupuesto en -17%, y el programa para promover la atención y prevención de la violencia contra la mujer se vio afectado en -10%, equivalente a menos 300 millones de pesos.

Estos alarmante recortes nos llevan a una impresionante reducción entre 2020 y 2021 que nos lleva de un presupuesto de 3’876 millones de pesos en 2020 a tan solo 459 millones de pesos en 2021, esto es muy preocupante dando que, aun no acaba el año y los estragos ya se comienzan a notar; las llamadas de auxilio por violencia contra mujeres se incrementaron en un 80%, de las cuales se dio un aumento en 45% en las pertenecientes a violencia en el hogar y 15% en las que a acoso se refieren.

Es alarmante el ver que un gobierno omita tal problemática, dado que las condiciones desfavorables para las mujeres en nuestro país incrementan a diario, a diario existen más desaparecidas, más mujeres violentadas, más mujeres con condiciones desiguales en el campo laboral, más mujeres que viven en la incertidumbre de su mañana y esto más que molestar, entristece, entristece ver como por cuestiones político o electorales se desatiende a una de las que sin dudas forma parte de las luchas más importantes en nuestro país.

Solo nos queda rezar para quienes en la religión creemos y esperar a que algo cambie, dado que desde el gobierno, reflejado en el presupuesto no se piensa hacer mucho, resulta más importante la elección de 2021 que el futuro de las mujeres mexicanas, y por si un adversario les faltaba a las mujeres hoy en día, ahora se les suma también uno silencioso, uno que las condicionará día a día, el presupuesto.

Paquete de mentiras económicas 2021 (Por: Rubén Alcántar)

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: