DestacadasEditoriales

Proyecto Secreto: ¡En defensa de la justicia!

El hombre inteligente y libre construye su nación sobre el valor del Bien Común que se traduce en justicia, verdad, libertad y amor.

Morelia, Michoacán, 25 de agosto de 2020.- La justicia es hermosa como el lucero de la tarde, es el bien más preciado de nuestra sociedad.

Es un aspecto del bien moral. La paz y todos los bienes de México nos vienen con la justicia. Para construir una sociedad de progreso y armonía se construye sobre la justicia.

El hombre honesto practica la justicia genuina: no inventa su propia justicia para quedar bien y engañar a los humildes. La justicia genuina es intocable.

El espectáculo que domina la escena es el escándalo de Emilio Lozoya. ¡inmundicia, arbitrariedad y perversión. Parecen chismes de vecindad. ¿Se le puede llamar juicio apegado a derecho y con la finalidad de hacer justicia?

Qué manera de distraer la atención de los graves y vitales problemas que enfrenta el país, problemas de enfermedad y muerte, de caída de la producción y de hambre y desempleo, de emergencia educación y de gestión pública.

¿No es una jugada política para atacar a quienes no forman parte de las hordas del presidente, a los conservadores?

Hay muchas dudas e inconsistencias. Parece otra justicia para Lozoya, Elba Esther y otra para Rosario Robles y el homobono del caso Ayotzinapa.

La supuesta justicia mexicana anda con retraso y fuera de onda: los más grandes criminales son juzgados en Estados Unidos, aquí sueltan a un hijo de Capo agarrado en flagrante violencia. La justicia se aplica ahora a Lozoya por la alternancia de otro partido en el poder. Será de vital importancia la alternancia en el poder salidos de las elecciones para que salga a la luz la verdad del presente gobierno. Aplicar la alternancia para López O será lo más natural y benéfico para México.

A una mirada de sentido común le llama la atención el que quieran fincar la justicia contra la corrupción basados en un criminal. ¿Qué calidad tiene como testigo quien ha sido perverso en su vida sin escrúpulos ni dignidad ni vergüenza? ¿Qué se puede construir sobre esa base corrupta?  De un criminal que busca no servir a México sino servirse del criterio de oportunidad. Este criminal pagará por sus crímenes que cometió consciente y libremente. Debe recibir la pena por sus crímenes, reparar los daños y pedir perdón a la nación porque su fraude se ha traducido en hambre y enfermedad y sufrimiento para los pobres.

Un daño mayor hizo quien tiró a la coladera más de $100,000,000,000 al cancelar caprichosamente el AICM.

En nuestra lucha por sacar al país de la corrupción si no practicamos la justicia estamos patinando en el lodazal.

¿Qué hacen los mexicanos? En democracia, el ciudadano es el rey, el responsable de la conducción honesta y segura de la nación.

El pueblo demócrata es el responsable de crear la patria ideal de los discursos políticos y cambiar una realidad de desastre por la corrupción, inseguridad, violencia y desamparo porque la ley no se aplica, no hay estado de derecho, cae el producto interno, la economía, empleo… Emergencia del COVID-19, educación. avanzamos en el retraso, a la cola de todos los países…

Se necesitan hombres nuevos, un pueblo nuevo para construir un futuro sin corrupción.

Ya se ve que la clase dirigente es corrupta, son los mismos que han gobernado siempre, “ya no es como antes“, la diferencia está en el cambio de siglas, es el mismo juego de las sillas, los mismos jugadores, sólo cambian de posición. ¿De dónde llegaron a MO–NA Monreal, Carrillo, Cárdenas Batel, Germán Martínez, y muchísimos otros? Dieron un espectáculo lamentable en todos los niveles de gobierno los que se cambiaron a MO–NA porque les prometieron un “hueso”. 

Vemos la catástrofe que viene y la vamos a sufrir todos y se van acabar los discursos, como consuelos populistas.

Hay esquizofrenia en la conducción del país: una cosa es el discurso halagüeño, que maquilla la realidad y otra los hechos de desesperanza y crisis que el pueblo está sufriendo. Todo ciudadano que piensa descubre que el presidente y mucha gente del gobierno no descubren sus verdaderas intenciones, son falsos.

Muchos enajenados, no son capaces de leer las tendencias de socialismo totalitario en que el Estado controla todo, como en el tiempo de Stalin o de Fidel Castro. Se están creando y juntando las piezas como la Guardia Nacional y el control absoluto en el poder del presidente. ¿Quién podrá entonces librar al pueblo de la dictadura?

El bien y el mal son universales, están por encima de los mortales. Nadie está por encima ni el presidente, su palabra no puede convertir un crimen en una obra buena. El dictador pretende que sí. Corrupción o colaboración, el vocablo es lo de menos la moralidad es la misma. Lo demás es soberbia y vana ilusión.

En esta situación de contingencias sólo la justicia genuina e innegociable puede librarnos de la catástrofe y del caos.

El Evangelio Hoy: Dios salva en su elegido

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: