DestacadasEditoriales

Proyecto Secreto: Feminismo y vida digna para todos

El feminicidio es un crimen inaceptable, pero es parte de un problema mayor, la impunidad y la perversión humana.

Morelia, Michoacán, 09 de mayo de 2020.- Ha llegado el día de las marchas de las mujeres que ha provocado expectación. La noticia se ha hecho viral y provocado gran expectativa.

No podemos marearnos por el movimiento, necesitamos permanecer razonables y críticos: no se trata de un espectáculo y de tener buenos números. Se trata de defender el bien integral del hombre y de su sociedad. Debemos ir más allá de las ideologías, de los “ismos”, de las reivindicaciones, del deseo de invertir la situación y poner encima de los hombres a las mujeres.

El mal que sufren los mexicanos y la humanidad es un todo complejo, variado, con muchos componentes. Hay que resolver muchos problemas para buscar no sólo un bien particular de las mujeres sino de toda la sociedad para que el remedio sea eficaz y verdadero.

El mal de México es como un poliedro de muchas caras: la maldad, las bajas pasiones y la mentira. Es la corrupción del dinero, del poder que tiene afán de dominar  y perpetuarse y que no aplica la ley y nos deja a merced de los criminales. La corrupción de los discursos populistas, manipuladores que seducen a la gente aprovechándose de su debilidad, que descalifican y polarizan . Es el vacío de una jerarquía de valores, de un código de ética, de conciencia moral. Es la presión de poderes internacionales que ocultan intereses oscuros y bastardos.

Se debe reprobar categóricamente el crimen detestable, cobarde de los feminicidios, y el abuso atávico del machismo. 

Un botón de muestra de tantos y tan graves problemas:

El problema de los no nacidos: son cientos de miles y son asesinados por su madre con una crueldad refinada, insoportable. Son hombres desde el primer momento, ningún animal cambia de especie en la gestación.

La desigualdad social que margina y hunde en la pobreza y la miseria material que a millones de mexicanos. Los priva de lo necesario para acariciar sueños, los deja sin oportunidades.

El sufrimiento de los niños y adolescentes, que han sido separados de papá o mamá, olvidados, confiados a la educación del celular y la televisión en la ausencia de sus papás, depresivos, fracasados en la escuela, seducidos por el crimen organizado .

La situación de caos y de barbarie, la pérdida del estado de derecho, la ausencia de policía efectiva, el desamparo de todos, entregados al despojo y la muerte.

Hay algunas actitudes de orden que se imponen. Es necesario buscar el Bien Común, no sólo el de un grupo, sin afectar el derecho de terceros.

Hay que ser serios y buscar bienes verdaderos, no actuar por moda o por hacer show. No buscar el bien de un grupo perturbando el orden público, sin respetar el derecho de terceros.

Debemos defender no sólo a las mujeres sino al ser humano integral, a todo el hombre y a todos los hombres.

No sólo las mujeres sino la dignidad y los derechos de la persona humana.

No caer en polarizaciones, no descalificar con bajeza e ignorancia y visceralmente a quien piensa distinto.

No  caer en conductas reprobables, vandalismo, confrontación, destrozos.

Hay que seguir a Cristo, Sabiduría encarnada, Mesías que pone en movimiento el orden nuevo social, venciendo la corrupción y maldad de los hombres.

“Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: ama tu prójimo y odia a tu enemigo. Pero yo les digo: amen a sus enemigos,,,”

Buscamos El bien de todos, porque valen mucho y les deseamos una vida digna y en seguridad.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba