DestacadasEditoriales

Proyecto Secreto: Miente y no le da vergüenza

No podemos vivir sin la verdad porque caemos en el caos del autoritarismo y el capricho, acabamos con la convivencia social.

Morelia, Michoacán, 07 de julio de 2021.- Mirada panorámica.

Jorge Ramos, este periodista de Estados Unidos puso en evidencia a Andrés Manuel en temas como la paz social y la estrategia de “abrazos y no balazos”. Lo llevó contra las cuerdas y le señaló sus mentiras, Andrés Manuel no tuvo nada que decir pero no aceptó la verdad. Inventó una salida: no estoy de acuerdo contigo y su muletilla absurda: yo tengo otros datos”. El sabe que no tiene otros actos, no acepta la verdad y miente a todas luces. ¿Por qué sus cuates no le piden que no repite esa afirmación que no corresponde a nada? ¿Por qué tirios y troyanos no le piden cuenta de esa falsedad y otras? Saben que es mentira y nadie dice nada. 

Nadie está sobre la verdad, pero si fuera de la verdad. Los poderosos están sometidos a la verdad aunque estén en la presidencia, aunque sientan que son como Dios y que su palabra es la verdad. Es una vana ilusión, una insensatez.

Se está derrumbando el orden moral, desaparecen los grandes valores y principios, la sociedad pierde toda solidez porque cae en el relativismo. Si cada quien tiene su verdad vamos a chocar, la convivencia será imposible. La vida se desquicia en un mundo de locos.

Claudia Sheinbaum hace tantos elogios del presidente, qué bueno que quiere que sea grande y admirable pero ¿por qué no lo ayuda a hacer lo que ella dice que es, un ser admirable, el más grande de los estadistas? ¿Por qué no lo ayuda a reconocer sus mentiras y hacer virtuoso, honesto? ¿Por qué no le pide que no le “vea la cara a los humildes contándoles tantas mentiras.

Ahora quienes tienen autoridad en la sociedad, no tienen calidad moral, se guían por sus conveniencias. Es alarmante, decepcionante la condición de muchísimos legisladores, que casi no tienen formación académica ni calidad moral, como aparece en sus conductas, declaraciones y actuaciones. Mienten cínicamente y sus mentiras quedan en la impunidad.. En la realidad cada quien crea su propia verdad, el individuo pierde piso y siente tener poder creador, como Dios, pero cae en lo absurdo. Estamos perdiendo el sentido de la verdad y perdemos la orientación y vamos a la deriva, chocando, haciendo mucho mal y haciendo imposible la convivencia entre seres racionales.

Sabiduría de lo alto.

La verdad es la coherencia y la honestidad cuando las afirmaciones corresponden a los hechos y a la realidad objetiva. Así, la verdad vale para todos y siempre.

En teoría, como personas decentes e inteligentes, aceptamos la verdad y hasta la defendemos, creemos en la verdad porque es un valor universal, todo mundo lo acepta, lo afirma ante los demás y se da así aires de persona honorable aunque no lo practiqué. Nos confesamos ser de la verdad y en los hechos, lo desmentimos. Antes el mentiroso, cuando lo agarraban en mentira se sonrojaba y quedaba en vergüenza y recibía una sanción social. Ahora mientes, te descubren en tu mentira y te quedas como si nada. Perdiste el sentido de la dignidad moral.

Se está creando una cultura de la mentira y de la inmoralidad en contradicción con el sistema de valores de la cultura occidental católica que aún seguimos defendiendo en la teoría. Algunos también en la práctica.

Los seres racionales se guían por los valores que descubre su inteligencia y adopta y practica su voluntad en la libertad. Los brutos se guían por su instinto que está perfectamente ordenado por la inteligencia infinita del Creador. Un gran valor es la verdad que dignifica y purifica la convivencia humana.

Vivimos en una decadencia humana y moral, somos demasiado pragmáticos, oportunistas. No nos guía la verdad sino la conveniencia. La interacción social se corrompe y el mundo se llena de maldad y de error, todo se vale. Por eso estamos creando una sociedad de corrupción, rapiña y muerte. No nos importa la virtud y la personalidad honesta, la dignidad y la personalidad pura y de excelencia. Muchas veces somos el puro cuello blanco, el traje y el maquillaje. Como dice el Maestro somos sepulcros blanqueados, de bonita fachada pero llenos de podredumbre por dentro..

Ese no es el proyecto de Dios cuando creó a los hombres inteligentes y libres y les dio la ley natural y eterna, inscrita en sus corazones. Allí hay leyes, el derecho natural, leyes universales como aquella: “no levantarás falsos testimonios ni mentiras”.

Cristo, Dios hecho hombre, vino a dar testimonio de la verdad. Echo en cara a las autoridades corruptas, escribas y fariseos su hipocresía, su mentira. Provocó la ira de las autoridades nefastas, el sabía de que eran capaces pero siempre obró la verdad.

Es dramático y sublime su ejemplo. Enfrentó a las autoridades ruines y falsas y fue hasta lo último, hasta que se apoderaron de él y lo borraron de la tierra de los vivos dándole el suplicio de la cruz aunque en él nunca hubo engaño.

Dio su vida por defender la verdad.

Proyecto Secreto: Cohetes del ecocidio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: