¡Que no le impongan!; incorrecto el “lenguaje inclusivo”, aclara la RAE

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Las incorrecciones en los memes tienen una muy efectiva función humorística y de transgresión y en ese contexto... bien están. Pero del “todos y todas”, el “tod@s”, el “todxs” y el “todes”, por ejemplo, ni hablar.

Las incorrecciones en los memes tienen una muy efectiva función humorística y de transgresión y en ese contexto… bien están. Pero del “todos y todas”, el “tod@s”, el “todxs” y el “todes”, por ejemplo, ni hablar.

«En español, el género masculino, por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos» y «no hay razón para pensar que este género gramatical excluye a las mujeres en tales situaciones», insiste la Real Academia Española

Madrid, España, 27 de noviembre de 2018.- Después de un emoticón, punto final (o aparte). Las incorrecciones en los memes tienen una muy efectiva función humorística y de transgresión y en ese contexto… bien están. Pero del “todos y todas”, el “tod@s”, el “todxs” y el “todes”, por ejemplo, ni hablar.

Estas son algunas de las normas de uso del castellano sobre las que la Real Academia Española (RAE) se pronuncia en el Libro de estilo de la lengua española según la norma panhispánica, que ayer se presentó y del que Espasa ha publicado 10,000 ejemplares.

Porque si bien la casa se ha pronunciado sobre estos y otros temas en su Diccionario, en su Gramática y en su Ortografía, de lo que se trata ahora es de brindar al hablante un manual de uso de la lengua en forma de «píldoras de cuestiones gramaticales y ortográficas», dice el coordinador de la obra, Víctor García de la Concha.

El próximo jueves la RAE finalizará la lectura en el pleno del informe sobre el uso del género en la Constitución Española y la oportunidad de incluir el llamado lenguaje inclusivo que le encargó la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad Carmen Calvo, aunque no lo debatirá y votará hasta sus sesiones semanales del mes de diciembre.

Según el director de la institución, Darío Villanueva, «no va a haber sorpresas» en el informe ya que en este aspecto está clara «la doctrina del español». Así que el informe se ceñirá, obviamente, a lo que establece el Libro de Estilo presentado ayer y que recuerda, de nuevo, que «en español, el género masculino, por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos» y «no hay razón para pensar que este género gramatical excluye a las mujeres en tales situaciones».

García de la Concha ha venido a decir lo mismo pero en lenguaje menos inclusivo: la cuestión del género es ahora «recurrente» debido al «auge de la visibilización de la mujer» y del «feminismo», pero esto no quita que en castellano «es el masculino el término que tiene todo».

El uso del castellano en la escritura digital, tanto el más formal como en páginas web hasta el más relajado en correo electrónico o el aún más laxo de los mensajes instantáneos, es una de las partes más novedosas del libro de estilo.

Aquí la RAE hace gala de un apreciable grado de flexibilidad, aunque se mantiene fiel, sostiene De la Concha, a la necesidad de «escribir con fidelidad a la ortografía y a la gramática» y de forma legible. Por ejemplo, con puntos y aparte tras los emoticonos.