Reactivan tope inteligente en Morelia; dicen que sí funciona

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Así lo señaló Ricardo González de Cosío, creador del reductor de velocidad inteligente quien en conjunto con Juan Carlos Ortiz, se dieron a la tarea de ponerlo en funcionamiento sobre la importante avenida con la firme convicción de generar una cultura vial

Así lo señaló Ricardo González de Cosío, creador del reductor de velocidad inteligente quien en conjunto con Juan Carlos Ortiz, se dieron a la tarea de ponerlo en funcionamiento sobre la importante avenida con la firme convicción de generar una cultura vial

El tope inteligente que fue colocado en la Avenida Juan Pablo II en el mes de agosto y que fue financiado totalmente por empresarios morelianos, fue reactivado la semana pasada y no fracasó, pues por el contrario, sus creadores aseguran que ha reducido en un 70% los accidentes

Morelia, Michoacán, 29 de octubre de 2018.- El tope inteligente que fue colocado en la Avenida Juan Pablo II en el mes de agosto y que fue financiado totalmente por empresarios morelianos, fue reactivado la semana pasada y no fracasó, pues por el contrario, sus creadores aseguran que ha reducido en un 70 por ciento los accidentes que antes de que se colocara, se registraban de manera constante.

Así lo señaló Ricardo González de Cosío, creador del reductor de velocidad inteligente quien en conjunto con Juan Carlos Ortiz, se dieron a la tarea de ponerlo en funcionamiento sobre la importante avenida con la firme convicción de generar una cultura vial y reducir de manera considerable las estadísticas de accidentes que se podían contar por decenas sobre todo los fines de semana antes de colocar la barrera.

El empresario reconoció que hubo unos días en que no funcionó el reductor, pero fue, debido a que aún está en la segunda etapa de prueba que es cuando salen los detalles para que su funcionamiento sea óptimo y en este caso, definió, fue necesario realizar ajustes en la caja de transmisión debido al alto flujo vehicular y a velocidad que cambió de 40 a 50 kilómetros por hora, así como a los “impactos” que recibe el tope los 12 mil autos muchos de ellos, camiones pesados que a diario circulan por la zona.

Tras el mantenimiento brindado, fue el pasado jueves cuando quedó funcionando nuevamente el tope por lo que el empresario señaló que por el momento, el reductor aún no llega la etapa de comercialización a pesar de que ya hay varias estados de la república mexicana y algunos países, que se han interesado en el proyecto al cual le ven potencial para ser desarrollado en sus lugares de origen pero que por el momento, solo les interesa terminar con éxito la etapa en la que se están puliendo los detalles para lograr que funcione al 100 por ciento en Morelia.

González de Cosío detalló que desde poco más de cien metros antes de llegar al tope, hay señalamientos preventivos que indican que si se transita a menos de 50 kilómetros por hora no habrá problema para transitar, “el automovilista obtendrá como recompensa que el reductor se bajará y podrá pasar sin ningún problema y si respeta la velocidad, simplemente no encontrará tope alguno ya que la idea es que no se castigue a quien excede la velocidad, sino premiar a quien respeta los señalamientos”.

Ante la pregunta de cuánto costó el reductor de velocidad o tope inteligente, Ricardo González estableció que por estar aún en etapa de desarrollo aún no se tiene el costo, ya que todavía se están haciendo ajustes al mecanismo y no se encuentra a la venta por el momento, “lo importante es que funcione y que evite accidentes, para nosotros vale más la integridad de las personas y coadyuvar a generar educación y cultura vial”.

Y prosiguió, “tenemos seis años desarrollando el proyecto con universidades igual que con jóvenes estudiantes morelianos y nos hemos preguntado, ¿cuánto puede costar la vida de una persona si la podemos salvar con nuestro invento?” por lo que espera que esta administración municipal que encabeza Raúl Morón Orozco, los apoye para que una vez concluidas las pruebas piloto que será en los próximos tres meses, “el tope siga en operación y continúe generando la cultura vial que tanto anhelamos los morelianos”, concluyó.