DestacadasEditoriales

Retiro para Millennials (Por: Rubén Alcántar)

La situación es complicada, comencemos a pensar en nuestro futuro, pues hasta que no ocurra un milagro y cambie el sistema de pensiones y jubilaciones, nuestro panorama pinta bastante gris

Morelia, Michoacán, 12 de diciembre de 2019.- Los que tenemos la dicha de pertenecer a la actual población joven, podemos decir que somos dichosos, nos tocó crecer y vivir en la era de la digitalización, de la información, en la era democrática de nuestro país, podemos decir que nos tocó crecer para ser una generación revolucionaria, de cambios, que no se deja, sin duda una generación bastante diferente a las demás.

Sin embargo, y a pesar de toda esta era digital, y toda esta información, uno de los temas que muy poco se habla, o prácticamente es: ¿Cómo nos vamos a retirar? Pues una gran discusión a nivel nacional es precisamente esto, el problema de insolvencia en nuestro sistema de pensiones y jubilaciones.

Hablando en números, todos aquellos que hayamos empezado a cotizar después de Julio de 1997 (algunos apenas nacimos ese año), somos parte de lo que se le conoce como la “Generación Afore” dado que será esta nuestra única opción para el retiro, siendo a día de hoy casi 40 millones de mexicanos cotizando en este esquema.

Lo preocupante radica en que de estos casi 40 millones de mexicanos, de acuerdo a cifras promedio, tan solo el 24% de nosotros cumpliría con los requisitos de semanas cotizadas, quedando el 76% fuera de dicho esquema; por otra parte, de esta cifra, el 70% estaría obteniendo la pensión mínima garantizada, la cual a precios actuales, ronda los 3 mil 843 pesos, quedando únicamente 30% de nosotros en el rango del cumplimiento del Afore.

El problema de nuestra generación ha sido la gran falta de empleo bien remunerado, todo esto a pesar de ser la generación más estudiada en nuestra historia, esto se vuelve un problema, pues como ya mencione existe algo que se llama “semanas de cotización” las cuales se miden por las semanas que aportamos al IMSS, quedando todos los que participan en la llamada economía informal, de nuevo fuera del esquema, y haciéndonos a quienes participamos en la economía formal el camino bastante complicado, pues el requisito es de únicamente mil 250 semanas, las cuales equivalen a 24 años de trabajo formal ininterrumpido, de esos que ya casi no hay en nuestro país.

Como generación debemos hacernos un poco a la idea de que, no vamos a ser eternos, ni muchos jóvenes por siempre, debemos comenzar a pensar un poco en nuestro futuro, pensar un poco más en el ahorro, y no tanto en el aquí y ahora, si bien, los sueldos cada vez alcanzan menos, hacer el esfuerzo por hacer aportaciones voluntarias a nuestra Afore, pensar en la educación financiera y construir algún pequeño portafolio de inversión.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: