DestacadasEditoriales

Revoluciones de colores, para desestabilizar (Por: Alejandra Ortega)

Todas estas revoluciones de colores están financiadas por esos mismos organismos que luego vendrán a "ayudar" al país en problemas para imponer sus agendas políticas y económicas en detrimento siempre de las naciones

Morelia, Michoacán, 19 de agosto de 2019.- Las revoluciones de colores… son movilizaciones y protestas que empiezan con golpes mediáticos de bajo impacto, pero son constantes y permean pronto en la sociedad porque también promueven un tema específico.

Generalmente son sobre problemas sociales, sobre todo en contra de los sistemas de gobierno.

Podríamos decir que pretenden ser movimientos «liberales» que van encaminados a desestabilizar y hasta quitar gobiernos.

Se llaman así porque utilizan un color distintivo para su lucha. ¿Le suenan los “pañuelos verdes” o los “chalecos amarillos”?

No todos los levantamientos buscan un cambio de régimen, pero la desestabilización y el caos generan tanto malestar que pronto la población ve bien la intervención de entes extranjeros para «ayudar a sofocar» el conflicto.

Así se dan las intervenciones de organismos internacionales como los que ya sabemos: ONU, Cascos Azules, Human Rights Watch, Unión Europea, etcétera.

Todas estas revoluciones de colores, que también se conocen como “golpes blandos”, están financiadas por esos mismos organismos que luego vendrán a «ayudar» al país en problemas para imponer sus agendas políticas y económicas en detrimento siempre de las naciones.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: