DestacadasSucesos

Se desplomó 15.6% anual valor de constructoras en enero: Inegi

Los resultados negativos que acumuló la construcción durante 18 por meses se extendieron a 2020 e implicaron nuevos mínimos históricos en el sector

Ciudad de México, 25 de marzo de 2020.- Los resultados negativos que acumuló la construcción durante 18 por meses se extendieron a 2020 e implicaron nuevos mínimos históricos en el sector.

En enero el valor de las constructoras se desplomó 15.6 por ciento a tasa anual –la mayor caída registrada en 14 años de los que hay registro– y se redujo 0.6 por ciento respecto al reciente diciembre, exhibió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con un valor de producción en 26 mil millones de pesos, la construcción –que se considera central por la réplica que tiene en otras actividades productivas– arrancó el año con su valor más bajo en la serie que alcanza hasta 2006.

En los datos reportados por Inegi no se observan efectos del Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura para el Sector Privado, que se enfocó en concesiones, ni el de los proyectos de impulso a la economía que instrumentaron las secretarías de Hacienda y Crédito Público y Comunicaciones y Transportes para adelantar licitaciones que se desatascaran el sector.

En la comparación anual (respecto a enero de 2019), las horas trabajadas en constructoras se redujeron 10.9 por ciento, el personal ocupado lo hizo en 9.9 por ciento. Mientras las remuneraciones medias reales aumentaron 6.3 por ciento durante enero del año en curso con relación al mismo mes de 2019.

Frente a diciembre de 2019, el personal ocupado total disminuyó 3.6 por ciento y las horas trabajadas fueron menores en 4.7 por ciento, mientras que las remuneraciones medias reales se incrementaron 6.1 por ciento, con series ajustadas por estacionalidad.

Por subsectores, y en concordancia con los datos originales, el valor de las obras de ingeniería civil se desplomaron 19.8 por ciento, en los trabajos especializados para la construcción la merma fue de 17.5 por ciento y en la edificación se redujo en 12.2 por ciento.

Con dicha dirección, el desempleo entre las personas que no dependen de las empresas constructoras aumentó 19.3 por ciento. Es decir, de cada cinco empleos se perdió uno a lo largo de un año. Y en general todo ramo; edificación, construcción de obras de ingeniería civil y trabajos especializados para la construcción se perdieron empleos.

El único ámbito que registró avances respecto al año pasado fueron las remuneraciones medias reales, que estuvieron acompañadas por un incremento de 20 por ciento en el salario mínimo. En la edificación incrementaron 9.2 por ciento, en la construcción de ingeniería civil 5 por ciento y en los trabajos especializados para la construcción en 0.9 por ciento.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: