DestacadasEstadoJusticia

Silvano empuja a manifestante en Aguililla; explica su proceder

“Nos encontramos una manifestación de halconeros que insultaban y agredían a la Guardia Nacional, al Ejército, a la Marina y a un servidor y yo decidí encarar a uno de los provocadores”, argumentó el gobernador de Michoacán

Morelia, Michoacán, 13 de abril de 2021.- Este martes, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, fue captado en video mientras empujaba a un manifestante en el municipio de Aguililla.

En algunos medios de comunicación se retomó sólo el video donde el mandatario estatal bajó de su camioneta y empujó a un hombre que de manera insistente los increpaba, tanto a él como a las fuerzas federales y estatales que lo acompañaban.

Después se dijo que ese hombre, que incluso utilizó a niños y mujeres en su manifestación, dijo ser profesor.

Sin embargo, del mismo hecho ocurrido en la Plaza Principal de la cabecera municipal, existen por lo menos otros dos videos tomados por algunos pobladores.

En ellos se observa cómo Silvano Aureoles intenta reiteradamente dialogar con un pequeño grupo de manifestantes, mismos que insistentemente lo interrumpen y lo retan.

Cabe hacer mención de que el gobernador de Michoacán acudió al municipio de Aguililla a revisar la situación de inseguridad y a implementar una serie de acciones con los tres órdenes de gobierno para garantizar la tranquilidad de la población.

Tras los hechos, el propio Aureoles Conejo manifestó a través de sus redes sociales los motivos por los que estuvo en aquella demarcación y argumentó que en ese contexto se encontró con una manifestación de “halconeros” que insultaban y agredían a la Guardia Nacional, al Ejército, a la Marina y a él mismo, por lo que decidió encarar a uno de los provocadores.

A continuación, el texto íntegro que publicó Silvano Aureoles en sus redes sociales:

Todo el mundo sabe lo que está pasando en Aguililla: violencia, una situación casi de guerra y bloqueos de carreteras que no permiten el paso de productos de primera necesidad, incluso de enfermos de gravedad que no pueden ser trasladados a un hospital. 

Ante esa situación, cualquier otro gobernador se hubiese quedado en Morelia, pero, a pesar de que me aconsejaban no ir, decidí dar la cara porque no voy a permitir que cientos de familias vivan amenazadas cada vez que los grupos deciden agarrarse a balazos.

En medio de esa situación, nos encontramos una manifestación de halconeros que insultaban y agredían a la Guardia Nacional, al Ejército, a la Marina y a un servidor y yo decidí encarar a uno de los provocadores.

En Michoacán saben que yo los defiendo y vamos a seguir peleando por el respeto a la ley y a las instituciones. He recorrido un sinfín de veces mi estado y lo voy a seguir haciendo como cualquier otro ciudadano de Michoacán; no me voy a quedar ni callado ni cruzado de brazos ante quienes quieren seguir sembrando la violencia y el caos, burlándose de la autoridad y de la ley. 

Voy a recuperar Aguililla de las manos de los delincuentes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: