¿A dónde va Margarita ahora? (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Bajo este escenario, Margarita Zavala pesará mucho más hoy, que ha renunciado, que cuando era candidata en franca picada.

Morelia, Michoacán, 20 de mayo de 2017.- La renuncia de Margarita Zavala a la contienda electoral por la presidencia del país, reconfigura el escenario político, no hay duda. A pesar de que algunas voces ya lo habían previsto desde que el INE le permitió entrar a la competencia.

Y esto ocurre precisamente unos días antes de que se lleve a cabo el segundo debate entre los candidatos.

La razón es simple, pues es siempre preferible salir de la forma más digna que se pueda, a perderlo todo y quedar sepultado políticamente.

Esto se puede explicar al analizar la posición que tenía en las últimas encuestas, que luego del primer debate, la fueron sumiendo cada vez más, incluso hasta estar por debajo del Bronco con un 3 y 4% en la preferencia de los electores.

Y es que en el debate quedó claro que a ella esos formatos no le van bien, no es buena para debatir, ni expresar de forma clara y contundente sus ideas cuando está junto a los otros candidatos. En ese primer ejercicio se le notó bastante nerviosa, titubeante, repetía una y otra vez frases e ideas que la hacían ver muy insegura.

Así que llegar a un segundo debate iba a ser devastador para ella y podría perder más puntos aún. Por ello, fue una estrategia comprensible la de anunciar que dejaba la contienda antes del domingo 20 de mayo.

Hoy, Margarita Zavala tiene posibilidades de irse a cualquiera de los otros proyectos y salir ganando, es más, los tres candidatos principales se la disputan y tratan de convencerla para que se una a ellos.

José Antonio Meade y su equipo ya la han buscado; Ricardo Anaya también y le ha enviado mensajes insistentemente para que regrese al PAN. Y de hecho ya hay “zavalistas” que han hecho público su apoyo a Anaya, como en Querétaro.

Incluso López Obrador también la buscó el viernes, a través de unos de sus colaboradores para que se integre con ellos.

Y El Bronco le habló en un video que publicó en redes sociales y en el que dijo que ya había advertido a todos que Margarita no era independiente y aseguró que a ella el sistema la había preparado para eso; sin embargo, invitó a los “zavalistas” a que se sumaran a su proyecto que era “el único verdaderamente independiente”.

Un mensaje rudo, al puro estilo Bronco, directo y sin ninguna consideración por tratarse de una dama.

¿Pero a dónde se irá Margarita?

Aunque en un principio dijo que no había negociado nada con nadie y dejaba libres a sus simpatizantes, la posición en la que queda es bastante cómoda para poder jugar incluso en dos proyectos al mismo tiempo.

A mí me parece que ella seguirá apoyando a Meade, que finalmente fue su objetivo principal al participar, tal y como dijo El Bronco, para ayudar a la atomización del voto. Además hay que recordar que, como lo he dicho muchas veces, ella es parte del proyecto del ITAM que une a los grupos de Videgaray con los Calderón.

Pero también lo hará con El Frente, pues aún hay en Acción Nacional calderonistas, entre ellos su propio esposo, Felipe Calderón.

Me parece que ella se venderá caro y buscará posiciones dentro del PAN para sus aliados.

Ahora bien, tampoco se debe descartar otra posibilidad, que aunque suena un poco riesgosa, bien podría suceder, y es que los Calderón podrían conformar su propio partido político.

Así que bajo este escenario, Margarita Zavala pesará mucho más hoy, que ha renunciado, que cuando era candidata en franca picada.