Aguacateros vs Empacadores (Por: Diego Leal Corral)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es el Dr. Diego Leal Corral, catedrático de la Universidad Contemporánea de las Américas Morelia; con estudios en Comunicación Política en la Universidad Complutense de Madrid, así como en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset

El autor es el Dr. Diego Leal Corral, catedrático de la Universidad Contemporánea de las Américas Morelia; con estudios en Comunicación Política en la Universidad Complutense de Madrid, así como en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset

Aunque suene a partido de futbol americano o básketball, la realidad es que desde la semana pasada hemos sido testigos de un enfrentamiento económico entre los productores de aguacate de Michoacán y los empacadores, quienes embalan el producto y lo comercializan al exterior, mismo que ha escalado a nivel nacional e internacional

Morelia, Michoacán, 07 de noviembre de 2018.- Aunque suene a partido de futbol americano o básketball, la realidad es que desde la semana pasada hemos sido testigos de un enfrentamiento económico entre los productores de aguacate de Michoacán y los empacadores, quienes embalan el producto y lo comercializan al exterior, mismo que ha escalado a nivel nacional e internacional.

Cada parte de este conflicto tiene sus razones. Por parte de los productores el principal tema que los aglutinó para no cortar su fruta, revisar a los camiones para ver que no estén cargados con aguacate y cerrarles el paso a los empaques es el precio.

El aguacate, como todos los productos es un bien que se comercializa bajo las leyes del mercado, es decir, de la oferta y la demanda. A inicios de la temporada de la llamada “fruta loca”, que se cosecha de julio a septiembre, el precio por kilo de aguacate de exportación alcanzó los $60 pesos, una semana más tarde, el precio se había desplomado a la mitad. En ese momento se justificó por la fuerte exportación que estaba haciendo Perú.

Los precios del aguacate bajaron semana tras semana, un peso, dos, pero siempre a la baja. Los empaques se mantenían en el discurso de que era culpa de Perú dados sus bajos precios y que tenían vendida ya su fruta y que los mayoristas norteamericanos primero querían acabarse la fruta del país andino antes de hacer pedidos del aguacate mexicano.

Los mismos empaques comentaban que a inicios de octubre, cuando Perú ya habría acabado su temporada, los precios del aguacate subirían. Para estas fechas ya estaban pagando el kilo de aguacate de exportación en $20 pesos. Una vez que se llegó la fecha, en vez de subir, el aguacate volvió a bajar de precio. Ese hecho detonó que los productores que estaban esperando un mejor precio para cortar, terminaran por manifestarse y comenzar con los paros.

Pero se preguntarán, ¿cuánto cuesta un kilo de aguacate puesto en la frontera, es decir, no en un Walmart, sino en la bodega del mayorista en El Paso? Pues según “marketnews” un portal del gobierno de Estados Unidos, el precio del aguacate mexicano de calibre 48 se vendía entre 32.25 y 33.25 dólares la caja de 11.3 kgs, a $20 pesos por dólar que estaba el tipo de cambio ese día, estamos hablando que el kilo de aguacate puesto en frontera se vendía en $57.25 pesos, una cifra que dista mucho de los $19 pesos por kilo que pagan a los productores.

Si bien es cierto que la cadena logística para que el aguacate llegue al mercado americano tiene un costo, este no sobrepasa al valor de la fruta, por lo que la ganancia del empaque y comercializador es mayor cuanto más barato pague la fruta, por ello, según algunos productores, los empaques han estado metiendo hasta 160 toneladas a la semana de “aguacate pirata” es decir, de otras entidades y etiquetándola como de Michoacán para poder exportarla como si fuera del estado, ya que dicha fruta la pagan aún más económica. Se dice que la fruta de Nayarit la llegan a pagar hasta en $9 pesos, por lo que la ganancia al exportarla como michoacana se multiplica.

Hasta el momento, no se ha llegado a un buen acuerdo entre empaques (55 que son en la entidad) y productores (30,000) y creo que al estar enfrentadas las posiciones de ambos lados, no se llegará a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Mientras que algunos productores pretenden que se les pague $2 US dólares por kilo de aguacate como precio de garantía, los empaques consideran que no pueden poner un precio mínimo porque estarían yendo contra las leyes de la oferta y la demanda.

Una posición que considero puede ser una salida para ambas partes es la de fijar un porcentaje del precio que se paga en frontera al exportador para ponerle valor al kilo de aguacate en Michoacán. De esa manera el precio lo fijaría el mercado norteamericano y no 55 personas que pueden ponerse de acuerdo en el mismo.

El gobierno y las juntas locales de sanidad también juegan un papel importante en destrabar este conflicto; ellos deben de fortalecer los puntos de revisión y castigar duramente a los empacadores que metan fruta pirata a la exportación y detener a aquellos que vendan y compren fruta robada, que es otro tema que preocupa a los productores.