Autodefensas urbanas / Hugo Gama Coria

Hugo Gama es Maestro en Derecho por la Universidad La Salle México, así como abogado especialista en propiedad industrial

Hugo Gama es Maestro en Derecho por la Universidad La Salle México, así como abogado especialista en propiedad industrial

En plena crisis de desconfianza de los michoacanos hacia el comisionado federal Alfredo Castillo por la detención del líder y fundador de los grupos de autodefensa, Mireles Valderde, el equipo cercano al oriundo del Estado de México, dejan rastro de su inocencia e incongruencia, al grado tal, que fomenta la creación de autodefensas urbanos

Morelia, Michoacán, 04 de julio de 2014.- En plena crisis de desconfianza de los michoacanos hacia el comisionado federal Alfredo Castillo por la detención del líder y fundador de los grupos de autodefensa, Mireles Valderde, el equipo cercano al oriundo del Estado de México, dejan rastro de su inocencia e incongruencia, al grado tal, que desde la secretaría de Seguridad Pública fomentan la creación de autodefensas urbanos.

El día de ayer, se publicó en el portal de noticias quadratin, un boletín de prensa de la secretaría de Seguridad Pública titulado “SSP promueve cultura de autoprotección”, http://www.quadratin.com.mx/morelia/SSP-promueve-cultura-de-autoproteccion/; en dicho comunicado la dependencia estatal señala textualmente en diversas partes del documento:

“Por ello, se les exhortó a los colonos del Poniente de la ciudad a conocer quiénes son sus vecinos, cómo se llaman y su número de teléfono, así como organizar un sistema de alerta en la cuadra mediante el uso de silbatos, alarmas, sistemas de luces u otros medios de auxilio”, asimismo, en el documento se menciona “De igual manera, a coordinar telefónicamente con los habitantes de la cuadra sobre comportamientos sospechosos y observar en todo momento lo que parezca sospechoso y consultarlo con algún vecino.”

El texto del boletín de prensa de la dependencia estatal cita, “Asimismo, se les exhortó a tomar conciencia de que la mayoría de los robos en las viviendas obedecen a la falta de condiciones físicas seguras, al descuido, a la imprudencia personal, a la falta de compañerismo y sentido solidario.”, continua el documento, “Por ello, la Secretaría de Seguridad Pública trabaja por una cultura de autoprotección, consistente en que el ciudadano colabore con la policía, específicamente en colonias, barrios y fraccionamientos, siendo fundamental la organización de los vecinos.”

Como se desprende del contenido del boletín de prensa de la secretaría de Seguridad Publica, de manera clara señala que los ciudadanos (Morelia), deben organizarse para tener sistemas de alerta, coordinarse para detectar sospechosos, y que esa dependencia trabaja por una cultura de autoprotección, es decir, en pocas palabras el brazo derecho del comisionado federal Alfredo Castillo Cervantes, recomienda la conformación de grupos de autodefensa urbanos, más aún, evade su responsabilidad de proporcionar seguridad a los morelianos y se las deja a ellos mismos.

Incluso, la secretaría de Seguridad Pública, señala que son los propios ciudadanos los responsables de los delitos de robo, eso en virtud de los descuidos, la imprudencia, la falta de condiciones físicas seguras (sólo les falto decir que la culpa de los robos de vehículos o a transeúntes, es de los dueños de los autos y de los caminantes, por tener carro y por caminar).

La incongruencia con la que se conducen las autoridades dejan mucho que desear sobre sus capacidades, pero más aún, genera más incertidumbre y desconfianza, primero castigan a Mireles y lo exhiben como un criminal (injustamente) por organizarse y salir a protegerse de la delincuencia, pero en segundo plano alientan a la organización de grupos ciudadanos en las colonias populares de Morelia.

Por otro lado, las estrategias de prevención del delito del gobierno del Estado y de la comisión para la seguridad han dado pocos resultados, incluso el secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dependiente de la secretaría de Gobernación del gobierno federal, recién señaló que en Michoacán en el primer trimestre del 2014 se incrementó la inseguridad en un 41% en relación con el mismo periodo del 2013.

No recuerdo en los últimos quince años una ola de violencia permanente como la que se vive en Morelia desde hace poco más de dos meses, los homicidio, robos, asaltos y secuestros son el pan nuestro de cada día, el temor se siente en el ambiente, los morelianos no caminan con confianza, los negocios están cerrando, lo cual provoca mayor desempleo y por consecuencia mayor delincuencia.

La estrategia del gobierno federal y del estatal ha fracasado, las cifras están claras, tanto las de inseguridad como las de empleo y desarrollo, impera la necesidad de dar un giro a lo que los gobiernos han planteado, es momento de que el titular del ejecutivo federal y también el estatal tomen cartas en el asunto, es tiempo de llevarse los malos resultados y de rediseñar los planteamientos para Michoacán.