Editoriales

Chauvinismo y México (Por: Alejandro Vázquez Cárdenas)

Tan cierto como que mañana saldrá el sol se puede afirmar que México no saldrá de su atraso sin una educación de primera, precisamente la que acaban de mandar a la basura los de la 4T de la mano con la impresentable CNTE

Morelia, Michoacán, 24 de septiembre de 2019.- La popular Wikipedia nos informa: “Se llama habitualmente chovinismo como también chauvinismo, a la creencia narcisista próxima a la paranoia y a la mitomanía de que lo propio del país al que uno pertenece es lo mejor en cualquier aspecto”

¿De donde viene el término? Resulta que fue inspirado por la personalidad de un soldado francés del ejército napoleónico de nombre Nicolás Chauvin. Este personaje se hizo célebre por lo exagerado de sus sentimientos patrióticos. Popularizado por el teatro, su nombre llegó a ser sinónimo de un nacionalista exaltado.

Continua Wikipedia, pero ahora más duro: «El chovinismo resulta de un razonamiento falso o paralógico, una falacia de tipo etnocéntrico … psicológicamente se trata de un sistema delirante que esconde un sentimiento neurótico de inferioridad en forma paranoica».

Para ponerlo más sencillo, es la idea de ser “El pueblo elegido” de los hebreos, o del “Deutschland uber alles” de los alemanes y el “Destino manifiesto” de los norteamericanos

No es ningún consuelo que el chovinismo sea también un problema de otros países, lo podemos encontrar virtualmente en cualquier lado del mundo. Amén de los muy conocidos ejemplos de países con abundantes chauvinistas como Francia, Estados Unidos, Alemania y la Italia fascista; en América Latina tenemos evidencias de importantes delirios chovinistas en Chile, en el México de la “Raza cósmica” de Vasconcelos; del chovinismo argentino mejor no hablamos; no alcanzaría un gordo libro tan solo para enlistar sus delirios y fantasías .

México no se escapa del chauvinismo. Estamos en septiembre, mes de las llamadas “Fiestas patrias”. Muchos mexicanos, recordando el lugar donde por mera casualidad nacieron, desempolvan un oxidado sentimiento patrio para gritar: “Viva México”, frase que frecuentemente rematan con un pueril “Como México no hay dos”.

Estas fechas deberían ser propicias, para repasar y analizar el pasado y el presente de México, su historia, la real, con sus luces y sombras, no la “Historia de bronce”, auténtica sarta de mentiras que nos endilgaron en las escuelas y muchos se tragaron sin mediar razonamiento. Repasar también los abundantes bienes con que dotó la naturaleza a México, su extensa geografía, sus enormes recursos naturales, litorales, enormes fronteras, su benévolo clima, su biodiversidad etc. para finalmente, y después de un desapasionado análisis, tratar de explicarnos el porqué de la lamentable situación en que nos encontramos.

Veamos: La educación es un desastre, hay teocracias islámicas mejor situadas que nosotros. México, a pesar de estar dentro las 15 mayores economías del mundo, tiene un Producto Interno Bruto (PIB) que nos sitúa en el lugar 42 en cifras del primer trimestre del 2019, PIB que por cierto está velozmente a la baja en esta 4T, lo anterior traduce un “bajo nivel de riqueza” como eufemísticamente dicen los economistas. O sea, tenemos a más del 60 por ciento de población en niveles de van de la pobreza a la más lacerante miseria. Para rematar nuestra dependencia en materia de alimentación es, para decirlo amablemente, preocupante, y no se diga la dependencia tecnológica pues en este renglón el rezago es astronómico; ni en sueños podemos competir con los EUA y el binomio Japón Corea.

En México la desigualdad en el reparto de la riqueza es enorme; tenemos porcentualmente más millonarios que los Estados Unidos. Y si alguien tiene alguna duda basta con que camine unos cuantos cientos de metros en cualquier ciudad para ver los dolorosos contrastes entre una riqueza insultante (muchísimas veces derivada de negocios inconfesables) y la miseria más espantosa.

Ahora bien, ¿por qué a pesar que tantas ventajas que nos dio la naturaleza estamos a la cola del desarrollo educativo, industrial y tecnológico? ¿Por qué si aquí existió una Universidad , una imprenta, una moneda fuerte muchos años antes que en los EUA , estamos a años luz de poder competir con nuestros vecinos? Las respuestas hay que buscarlas en muchos lados, desde la arcaica idea que nos llegó de España de que un noble o un hidalgo no debe trabajar con las manos, pues se “pierde la hidalguía”, hasta el nocivo centralismo que aún persiste; una castrante religión que promociona la conformidad; la corrupción, el influyentismo y la tolerancia con los incompetentes y rateros. Y ya en el siglo XX, la implantación, por la fuerza, de una dictadura que envileció y corrompió a generaciones completas de mexicanos, ayudada, entre otras cosas, por una prensa y una televisión serviles hasta la abyección.

Tan cierto como que mañana saldrá el sol se puede afirmar que México no saldrá de su atraso sin una educación de primera, precisamente la que acaban de mandar a la basura los de la 4T de la mano con la impresentable CNTE. Investiguen, lean; votaron por esa cosa; no se sorprendan de lo que hace.

Alejandro Vázquez Cárdenas

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: