Editoriales

Combatamos al ciberacoso (Por: Rubén Alcántar)

Una de estas problemáticas que se busca invisibilizar o hacer de menos es precisamente el acoso, y hablando más específicamente, el ciberacoso, expuso el columnista

Morelia, Michoacán, 06 de julio de 2021.- Dentro de nuestra sociedad una de las problemáticas más grandes innegablemente recae en la enorme cantidad de violencia que inunda cada rincón de nuestro tejido social, la existe en distintas formas, desde lo más vil y despiadado, acciones que difícilmente logremos entender ¿Cómo un ser humano puede hacerle algo tan cruel a alguien de su misma especie?, hasta acciones que aparentemente resultan invisibles o se tratan de invisibilizar, haciendo de cuenta que no es realmente violencia.

Una de estas problemáticas que se busca invisibilizar o hacer de menos es precisamente el acoso, y hablando más específicamente, el ciberacoso, gran problema del cual les comparto un poco de la profundidad de este.

De acuerdo a las últimas cifras del Módulo sobre ciberacoso realizado por el INEGI censadas entre octubre de 2019 y noviembre de 2020, en nuestro país el 21% de la población mayor a los 12 años ha sufrido de algún tipo de ciberacoso.

Es decir, de 77.6 millones de mexicanas y mexicanos mayores de 12 años que utilizan internet, 40.4 son mujeres y 37.2 hombres; de todos ellos como bien mencionó el 21% equivalente a 16.1 millones sufrió ciberacoso, del cual 9 millones fueron mujeres y 7.1 hombres, en nuestro estado la cifra aumenta a 24.5% de la población, de la cual el 24.5% de las mujeres han sufrido ciberacoso, es decir 1 de cada 4 mujeres.

El 29.5% de las mujeres de entre 12 y 29 años han sufrido algún tipo de ciberacoso, cifra que durante el periodo de confinamiento (marzo-noviembre) aumentó a 34.55% pero por cuestiones estadísticas se vio promediada, este número contrasta demasiado con el 22.75% de los hombres, dejando en claro a las mayormente afectadas por dichos actos.

Dos constantes que logramos identificar en dichas cifras es que, primero, las personas con menor grado de estudios son más propensas al ciberacoso, concentrando las personas con educación básica el 38.2% de las víctimas; y segundo, en promedio las personas que más utilizan internet resultan más propensas (no quedando nadie exenta), una persona promedio utiliza internet en promedio 4.9 horas al día, teniendo las víctimas un promedio de 5.8 horas.

De acuerdo a esto las situaciones que más experimentan las mujeres porcentualmente por caso son: 1.- Insinuaciones o propuestas sexuales 35.9%. 2.- Contacto mediante identidades falsas 33.4%. 3.- Mensajes ofensivos 32.8% y 4.- Recibir contenido sexual 31.3%. Es decir, en promedio ¡1 de cada 3 mujeres! sufre de estos tipos de ciberacoso. En Michoacán el 30% de las mujeres ha recibido insinuaciones o propuestas sexuales y el 43.8% contacto mediante identidades falsas, cifras por encima de la media nacional.

Por niveles de frecuencia en los tipos de caso, el 51.8% de las mujeres han sufrido suplantación de identidad y 35.4% han recibido contenido sexual en al menos una ocasión, reportando el 21.2% haber sufrido el rastreo de sus cuentas en muchas ocasiones.

De todos estos casos que les acabo de comentar tan solo en el 24.5% de los hechos se conoce al responsable, siendo 57.7% de los casos desconocido este.

En los casos en que es sabida la identidad del responsable, en el 19.3% de las veces resulta ser alguien conocido, en el 12.6% un amigo, el 9.7% un compañero (ya sea de escuela o trabajo), 6.4% alguna ex pareja y en 4.6% un familiar directo.

De esto 64.6% de los hombres y 61.4% de las mujeres que conocían la identidad de sus agresores fueron víctimas de críticas por su apariencia o clase social.

Y de estos casos de personas que identificaron la identidad de su agresor en el 59.4% de los casos fueron hombres agredidos por hombres y en el 53.2% de los casos mujeres agredidas por también hombres.

Esto por supuesto que causa estragos en las y los afectados, en las mujeres por ejemplo en el 68% de los casos causa enojo, en el 38% desconfianza y en el 32.5% miedo, siendo tristemente las soluciones más utilizadas el bloquear o eliminar al agresor 70.1% e ignorar en 25%, quedando prácticamente olvidadas las acciones que “brinda” nuestro sistema de justicia por la poca eficacia de las mismas.

La problemática es muy grave y muy profunda, la mayor exposición que se tuvo a la internet durante el periodo de pandemia nos acerco aun mas a esta, que como mencioné al inicio, resulta una de las problemáticas más graves de nuestra sociedad, la violencia; todo tipo de violencia merece de nuestra atención y solución, en este caso el ciberacoso no es cosa menor, es deber de todas y todos brindar soluciones, pero también hacer visible lo que en muchos casos se busca hacer invisible, porque evidenciar que la violencia llega de todos lados y en todas la maneras, también es una solución, y hasta que ello no cambie, no nos pensamos quedar de brazos cruzados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: