Editoriales

¿Cómo vamos en Michoacán? (Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo)

La cifra de vacunación alcanzada correspondiente a los adultos mayores es alentadora, si tomamos en cuenta que de acuerdo al INEGI, la población de adultos mayores en Michoacán corresponde a poco más de 500,000 mil personas

Morelia, Michoacán, 16 de abril de 2021.- En la actualidad la sociedad del estado de Michoacán enfrenta una grave crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19. Al día de hoy esta crisis sanitaria ha causado un total de 59 253 casos acumulados y 5157 defunciones, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Salud. Miles de familias se encuentran en luto y otras tantas sufren los estragos que genera el tener un familiar enfermo del nuevo coronavirus. 

Además de los daños a la salud anteriormente mencionados, esta crisis ha generado múltiples implicaciones negativas que han afectado los diferentes ámbitos en la vida de las y los michoacanos. De entrada, tras la implementación de las medidas de confinamiento se ha visto fuertemente afectada la economía de los michoacanos. Las grandes, medianas y pequeñas empresas así como los negocios locales, los trabajadores informales y las personas que viven económicamente  al día; han sido los sectores económicamente más golpeados. Como también se ha visto afectado el turismo  michoacano, la operatividad de los servicios de salud, la permanencia escolar y se ha generado una gran incertidumbre social. Porque a pesar de llevar poco más de un año en confinamiento aun es difícil adaptarse a la nueva normalidad.

En medio de esta grave crisis sanitaria y de las implicaciones negativas que esta genera, surge un acto que genera esperanza y a su vez proyecta un escenario positivo. El acto progresivo de la vacunación contra la COVID-19 representa la única salida para poder retomar las diferentes actividades de la vida social y humana, pero principalmente este acto sirve para prevenir miles de fallecimientos y evitar el sufrimiento de las personas que se contagian y desarrollan una enfermedad grave.

A pesar de que en un principio se generaron algunos retrasos en la llegada de las vacunas contra la COVID-19, en la actualidad las vacunas no han dejado de llegar de manera constante, progresiva, con mayor regularidad y lo más  importante   en mayor cantidad. 

Ante este escenario alentador surge la siguiente pregunta:  

¿Cómo vamos en Michoacán en relación a las cifras de vacunación contra la COVID-19? 

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud del estado de Michoacán hasta ahora se han administrado un total de 474 921 dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los adultos mayores de 60 años y más.  De esas 474 921 dosis que han sido administradas: 138, 058 corresponden a la farmacéutica Cansino, 34, 809 a AztraZeneca,  119,159 mil a Sinovac y 182, 895 a la farmacéutica Pfizer-BioNTech, (Secretaría de Salud). 

La cifra de vacunación alcanzada correspondiente a los adultos mayores es alentadora, si tomamos en cuenta que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística  y Geografía (INEGI), la población de adultos mayores en Michoacán corresponde a poco más de 500,000 mil personas.

Este escenario se vuelve más alentador cuando conocemos que durante el próximo mes se iniciara la vacunación de las personas que se encuentran en un rango de edad de 50 a 59 años. A su vez, el día de hoy en la conferencia mañanera del Presidente de la República se dio a conocer que en la siguiente etapa del proceso de  vacunación contra la  COVID-19  se prioriza al sector educativo. De acuerdo a los datos de la Secretaría de Salud se estima que en nuestro estado se vacunen 119 799 maestras y maestros pertenecientes tanto al sector público como al sector privado.

Mientras las cifras de vacunación sigan siendo continuas, constantes y en mayor cantidad se podrá alcanzar la llamada inmunidad colectiva que suele caracterizarse porque una población se vuelve inmune, ya sea porque la mayoría de los habitantes desarrolló la enfermedad infecciosa o porque existe una inmunización completa del 80% de la población.

Inmunizar a más de la mitad de la población de nuestro estado es sinónimo de poder reabrir en su mayoría los espacios públicos y de esta manera comenzar una nueva normalidad, sin dejar de lado las medidas preventivas, las cuales llegaron para quedarse, pero si con la tranquilidad de saber que los riesgos de desarrollar alguna enfermedad grave son mínimos.

Mientras tanto a seguirnos cuidando, siendo responsables de nuestra salud y de la salud de los demás.

Por el bien de todos, que las cifras de personas vacunadas no dejen de aumentar.

A propósito del Día Mundial de la Salud (Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: