De Primera Mano / Fotos, audios y videoescándalos

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Nuestro director, Nicolás Casimiro; periodista con 16 años de trayectoria y con experiencia en radio y diversos medios impresos, electrónicos y agencias informativas

Nuestro director, Nicolás Casimiro; periodista con 16 años de trayectoria y con experiencia en radio y diversos medios impresos, electrónicos y agencias informativas

¿No le parece raro todo esto? ¿Sólo en Michoacán los políticos se alían con los criminales? ¿Sólo en Michoacán los diputados y alcaldes se confabulan para cometer tropelías? ¿Sólo en Michoacán hay fotos, audios y videoescándalos? ¿O será que sólo en Michoacán hay alguien interesado en que a discreción unas cosas se sepan y otras no?

Morelia, Michoacán, 29 de julio de 2014.- En esta era de la información, para algunos poderes fácticos los medios electrónicos se han consolidado como importantes herramientas para obtener pruebas y hacer revelaciones, pero también como importantes instrumentos para orientar en el sentido deseado a la opinión pública.

Michoacán es tal vez el más claro ejemplo reciente de todo ello, pues en el último año hemos sido testigos con frecuencia de fotos, audios y videos en los que se nos presentan diversas conductas supuestamente irregulares por parte de políticos y figuras públicas, aunque también de delincuentes prófugos de la justicia.

Y digo “supuestamente”, porque la manipulación está latente y no es difícil editar una fotografía, un audio o un video para orientar a la opinión pública en el sentido deseado. A veces basta con cambiarle el contexto, en otras ocasiones con suprimir o cambiar de orden imágenes, audios o videos.

Hace unos meses vimos al ex secretario de Gobierno y ex gobernador interino, Jesús Reyna García, aparecer en una supuesta entrevista con un líder de la delincuencia organizada, lo mismo pasó con el ex diputado y líder transportista, José Trinidad Martínez Pasalagua. Ambos ahora están sujetos a procesos penales

Apenas la semana pasada, conocimos de audios en los cuales el diputado federal, Ernesto Núñez Aguilar, y el presidente municipal de Zitácuaro, Juan Carlos Campos Ponce, presuntamente fraguaban el cobro de “moches” a cambio de la gestión de recursos federales para un festival cultural.

Además, este lunes, se difundió la existencia de un extenso video con una plática entre el hijo del gobernador Fausto Vallejo Figueroa, de nombre Rodrigo Vallejo Mora, con el líder delincuencial “supuestamente” más buscado en Michoacán. Hasta el diputado federal, Alfredo Anaya Gudiño, salió raspado en estos dos últimos casos.

¿No le parece raro todo esto? ¿Sólo en Michoacán los políticos se alían con los criminales? ¿Sólo en Michoacán los diputados y alcaldes se confabulan para cometer tropelías? ¿Sólo en Michoacán hay fotos, audios y videoescándalos? ¿O será que sólo en Michoacán hay una mano que mece la cuna y que está interesada en que a discreción unas cosas se sepan y otras no?

Y que conste, no defiendo ni ataco a los involucrados, juzgarlos está en manos de las autoridades y también de la opinión pública (finalmente es para ello que todos y cada uno de esos casos se han ventilado públicamente), pero sí me parece un momento oportuno para la reflexión acerca de qué es lo que realmente está detrás de todo esto.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com