De Primera Mano / ¿Fractura en la bancada priísta?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Yo urgiría en primer lugar a clarificar la legislación de tal modo que se reduzca al mínimo el margen para los errores de apreciación por parte de los tribunales electorales

De acuerdo con las versiones que han trascendido, 7 de los 15 integrantes de la bancada se decidieron por desconocer a Adriana Hernández Íñiguez como coordinadora; pero… ¿qué tan profunda es realmente la división?

Con un buen trabajo de operación política de Víctor Silva, será posible limar asperezas, al menos superficialmente, y es previsible que Adriana Hernández seguirá figurando como coordinadora priísta en el Congreso del Estado, al menos mientras se renueva el Comité Directivo Estatal del PRI

Morelia, Michoacán, 14 de marzo de 2016.- Uno de los temas más comentados del pasado fin de semana fue la división entre los diputados integrantes del grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado.

De acuerdo con las versiones que han trascendido, 7 de los 15 integrantes de la bancada se decidieron por desconocer a Adriana Hernández Íñiguez como coordinadora parlamentaria. Pero… ¿qué tan profunda es realmente la división?

Los rebeldes, según han citado fuentes periodísticas, son Mario Armando Mendoza Guzmán, Wilfrido Lázaro Medina, Raymundo Arreola Ortega, Xóchitl Gabriela Ruiz González, Socorro Quintana León, Roberto Maldonado Hinojosa y Yarabí Ávila González.

Así, los que están del lado de la actual coordinadora son: Adriana Campos Huirache, Eloísa Berber Zermeño, Juan Manuel Figueroa Ceja, Roberto Carlos López García, Rosa María de la Torre Torres, Rosalía Miranda Arévalo, Sergio Ochoa Vázquez y ella misma.

Sin embargo, hay situaciones que parecen desmentir que haya un rompimiento total o posturas irreconciliables, como el hecho de que este fin de semana, la diputada Socorro Quintana haya acompañado a Adriana Hernández en algunos eventos e incluso le haya manifestado su respeto y su reconocimiento a su liderazgo.

Entonces, ¿de qué lado está la uruapense?, o… ¿qué tan profundas son realmente las diferencias?

Declaraciones hechas el fin de semana por el ex alcalde de Morelia, Wilfrido Lázaro, dan por hecho que la división es real, que hay un grupo de diputados que desconoce a Hernández Íñiguez como su coordinadora parlamentaria y de que este asunto ya fue notificado el dirigente estatal del PRI, Víctor Silva Tejeda, a quien también se le informó que sólo a él lo reconocerán como interlocutor con los temas del partido.

Es sabido y estuvo documentado en su momento, que desde antes del arranque de la 73 Legislatura local, hubo una marcada división entre dos bloques de diputados electos priístas, lo que a la postre derivó en la designación de la ex diputada federal, Adriana Hernández, como coordinadora parlamentaria.

También en el inicio de los trabajos legislativos hubo inconformidades con el reparto de comisiones y responsabilidades al interior de la bancada, pero lo que más recientemente ha venido a mencionarse como “la gota que derramó el vaso” es el tema de la designación del próximo titular de la magistratura vacante en el Tribunal de Justicia Administrativa (TJA).

Esa, es bien sabido, es una posición que de acuerdo con el tradicional reparto de posiciones al interior del Congreso del Estado, le corresponde al PRI, y mientras Adriana Hernández impulsa a la ex senadora y ex titular de la Secretaría de la Mujer (Semujer), Consuelo Muro Urista, el otro grupo de diputados priístas está impulsando las aspiraciones de Edward Fernando Arreola Hernández, hijo del actual presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Raymundo Arreola Ortega.

Mediáticamente, se ha mencionado que el motivo para no designar a Consuelo Muro es la falta de consenso, pero además, que ella ha sido inhabilitada por la Contraloría Estatal por irregularidades detectadas cuando fue titular de la Semujer, sentencia que ha sido impugnada por la experimentada política y que está en vías de ser resuelta, ya sea en un sentido o en otro.

También a través de los medios de comunicación se menciona que el otro perfil propuesto, el de Edward Fernando Arreola, no reúne las condiciones necesarias para el cargo, sobre todo por su juventud y su inexperiencia.

Pero además, desde mi punto de vista hay otras dos situaciones desencadenantes de este conflicto que no se dicen públicamente, pero que tienen mucho qué ver: la primera, que Muro Urista, igual que Adriana Hernández, son ampliamente identificadas con el grupo del ex gobernador interino, Jesús Reyna García, y tienen un bloque opositor identificado principalmente con el senador Ascensión Orihuela Bárcenas.

La otra situación, es la reciente emisión de la convocatoria para la renovación de la dirigencia estatal del PRI, lo que deviene en la creciente necesidad de los interesados por figurar, por ganar espacios y acaparar los reflectores.

En torno a todo lo antes comentado, mi pronóstico es que con un buen trabajo de operación política de Víctor Silva, será posible limar asperezas, al menos superficialmente; Adriana Hernández seguirá figurando como coordinadora de la bancada priísta en el Congreso del Estado, al menos mientras se renueva el Comité Directivo Estatal del PRI; y, continuarán las fricciones, aunque sea por debajo de la mesa, por el resto de la 73 Legislatura.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com