De Primera Mano… Morelia abandonada

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
A Alfonso Martínez le quedan poco más de dos semanas para dejar formalmente la Presidencia Municipal de Morelia, pero bien valdría la pena observar con lupa sus últimas jugadas en la administración municipal

A Alfonso Martínez le quedan poco más de dos semanas para dejar formalmente la Presidencia Municipal de Morelia, pero bien valdría la pena observar con lupa sus últimas jugadas en la administración municipal

Tal parece que el saliente alcalde independiente, Alfonso Martínez, se desquita con los morelianos al desatender baches, alumbrado público, jardines, camellones, basura y la huelga del OOAPAS, la cual evidentemente no tiene intención de resolver

Morelia, Michoacán, 14 de agosto de 2018.- Si bien, en su administración los servicios públicos y la atención a las demandas más sentidas de los morelianos, después de perder la elección en la cual buscaba la reelección, el saliente alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, parece estarse desquitando de los ciudadanos.

Cuatro meses antes de comenzar las campañas políticas, el dos veces diputado local y ex diputado federal panista comenzó la propia con recursos públicos y tratando de convencer al electorado a través de miles, tal vez millones de spots y anuncios a lo largo y ancho del municipio, de que en Morelia las cosas estaban muy bien, no como a diario las estábamos viendo en las calles.

Al final, Alfonso Martínez no logró su cometido, y pese a la multimillonaria inversión en su proyecto más del 75%, es decir, más de tres cuartas partes, de los votantes morelianos prefirió otras opciones.

Así, a modo de desquite, el fracasado alcalde independiente hoy sólo está buscando concretar unos cuantos negocios, ¡perdón!, “proyectos”, antes de concluir su administración municipal y se ha olvidado por completo de todo lo demás.

Tal parecería que Martínez Alcázar pretende heredarle a su sucesor, Raúl Morón Orozco, una Morelia en las peores condiciones posibles, con miles de baches en calles y avenidas, con severas deficiencias en el alumbrado público, con matorrales en jardines y camellones de la ciudad, enormes montones de basura en varios sitios del municipio…

Sin embargo, la cereza del pastel en el desquite del independiente contra los morelianos es la huelga del OOAPAS, que está por cumplir dos meses y la cual es evidente no tiene intención alguna de resolver, para dejarle otro problema grave al ahora alcalde electo por la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT).

A Alfonso Martínez le quedan poco más de dos semanas para dejar formalmente la Presidencia Municipal de Morelia, pero bien valdría la pena observar con lupa sus últimas jugadas en la administración municipal.

Habrá que estar atentos a que con la fuente danzarina, que originalmente costó 10 millones de pesos y en cuya reparación está gastando más de 5 millones, no deje sospecha de otro jugoso negocio, pero tampoco una obra chabacana como lo que hizo con el alumbrado de la Catedral, por la cual su gobierno cobró 16 millones de pesos.

Habrá que estar pendientes de las últimas asignaciones de obra de manera directa que su gobierno está haciendo antes del cierre y de quiénes son los contratistas beneficiados, pues mucho se ha hablado de que son socios, parientes y amigos del alcalde y su camarilla.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com