DestacadasEditorialesPolítica

De Primera Mano… ¿Normalistas rebasan al gobierno de Alfredo?

La excesiva pasividad de las autoridades estatales con los maestros y normalistas que han arremetido contra los morelianos comienza a cobrarle factura al gobierno de Alfredo Ramírez

Morelia, Michoacán, 19 de noviembre de 2021.- La excesiva pasividad de las autoridades estatales con los maestros y normalistas que han arremetido por semanas contra los morelianos comienza a cobrarle factura al gobierno de Alfredo Ramírez Bedolla.

Muy pacientes han sido los morelianos desde las últimas semanas del anterior gobierno de Silvano Aureoles Conejo, muy posiblemente porque tenían la esperanza de que las cosas cambiarían con nueva administración, sobre todo porque ésta sería afín a los grupos de presión.

Sin embargo, más de un mes y medio ha pasado y las cosas no han cambiado para bien.

Por el contrario, las protestas se van agudizando y cada vez están alcanzando más a los michoacanos de a pie, a los que no reciben una quincena segura, sino que dependen de su trabajo y su movilidad para la sobrevivencia de sus familias.

Lo que ahora ocurre hace pensar si en el gobierno de Alfredo Ramírez no hay capacidad para hacer política y desactivar todas esas acciones que lastiman a las actividades cotidianas y a la economía de los michoacanos.

¿Será que no hay operación política por parte del secretario de Gobierno, Carlos Torres Piña?

¿Será que entre los mismos actores de la Cuarta Transformación hay personajes que mueven los hilos detrás de los manifestantes, que a fin de cuentas son marionetas, tontos útiles para sus verdaderos patrones?

Lo cierto es que la molestia entre la población ya está. Ya este jueves escuchamos a distintos actores políticos y sociales pronunciarse de manera severa contra los desmanes de la CNTE y los normalistas.

¿Será tanto el compromiso del gobernador Alfredo Ramírez con esos grupos que en su inmensa mayoría votaron por él y operaron en su favor?

Ya es hora de que él y su secretario de Gobierno empiecen a dar resultados.

Y que conste, los michoacanos en general no necesariamente queremos que se utilice la fuerza pública, ni tampoco que el Gobierno de Michoacán ceda al chantaje y otorgue plazas automáticas a diestra y siniestra.

Lo que queremos es que las problemáticas se atiendan conforme a Derecho y que los problemas de índole político y gremial no desemboquen en las calles, perjudicando aún más a la gente que sí trabaja.

A fin de cuentas, Ramírez Bedolla y Torres Piña deben recordar que ya no son oposición, son el gobierno del estado.

Muchas veces criticaron cuando ocurría lo mismo que ahora, lo que hacía suponer que tenían las soluciones.

Ahora es tiempo de que resuelvan y demuestren lo que tanto presumían: que son mejores que los de antes.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

De Primera Mano… Renunció, ¿porque lo cacharon?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: