De Primera Mano: UMSNH, la gallina de los huevos de oro

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Al inicio de su gestión, el rector Medardo Serna se comprometió ante el Congreso del Estado a promover las reformas correspondientes a la Ley Orgánica de la UMSNH, pero después de unos meses cedió a los intereses de los sindicatos encabezados por Gaudencio Anaya y Eduardo Tena

Al inicio de su gestión, el rector Medardo Serna se comprometió ante el Congreso del Estado a promover las reformas correspondientes a la Ley Orgánica de la UMSNH, pero después de unos meses cedió a los intereses de los sindicatos encabezados por Gaudencio Anaya y Eduardo Tena

Ya es hora de que los directivos y los líderes sindicales se pongan serios, y en lugar de buscar en otros lados culpables sobre la situación en la que tienen a la Universidad Michoacana, informen a los michoacanos qué es lo que están haciendo para impulsar la reingeniería administrativa de la institución y reformar el régimen de jubilaciones y pensiones

Morelia, Michoacán, 07 de septiembre de 2018.- Con su falta de compromiso y autocrítica, directivos y líderes sindicales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) están acabando con la que hasta ahora ha sido su gallina de los huevos de oro.

Este jueves el rector Medardo Serna González, así como los líderes de los sindicatos de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), Gaudencio Anaya Sánchez, y Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), Eduardo Tena Flores, encabezaron una marcha para exigir por enésima ocasión recursos adicionales para completar el pago de su nómina por lo que resta del año.

La crisis financiera que vive la UMSNH es similar a la que viven otras instituciones educativas en el país y deriva de múltiples factores, pero en el caso de la máxima casa de estudios de los michoacanos entre los aspectos que llaman más la atención se encuentra el elevado número de estudiantes, no sólo de Michoacán, sino también de otros 12 estados del país, principalmente.

También afecta el exagerado número de empleados administrativos, que supera por mucho al de catedráticos; la presión económica que pone a la Universidad Michoacana una mal planeada “gratuidad de la educación”, obra y gracia del ex gobernador Leonel Godoy Rangel, con la complicidad de diputados; las excesivas prestaciones con las que cuenta el personal operativo y docente, de las cuales muchas no están reconocidas por la Federación, motivo por el cual se le exigen sistemáticamente al Gobierno de Michoacán, mismas que superan los 900 millones de pesos al año; y, el arcaico e inoperante régimen de jubilaciones y pensiones, el cual los rectores y líderes sindicales se ha negado permanentemente a reformar.

Al inicio de su gestión, el rector Medardo Serna se comprometió ante el Congreso del Estado a promover las reformas correspondientes a la Ley Orgánica de la UMSNH, pero después de unos meses cedió a los intereses de los sindicatos encabezados por Gaudencio Anaya y Eduardo Tena, y como dicen: “Si no puedes con el enemigo, únete a él”, por lo cual asumió la postura bastante cómoda de aliarse con ellos para buscar en otro lado las causas de la crisis financiera.

Ahora responsabilizan al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, y al Poder Legislativo por los problemas económicos que la UMSNH enfrenta, omitiendo en todo momento la autocrítica y el reconocimiento de la opacidad, los malos manejos y los abusos que por décadas directivos y líderes sindicales han cometido en perjuicio de las arcas de la institución.

Es verdad, los dos últimos años el Ejecutivo estatal ha presupuestado recursos menores a los pretendidos por los mandamases de la Universidad Michoacana, pero hay imprecisiones en las acusaciones que se han hecho para distraer la atención.

Fue por eso que el secretario de Finanzas y Administración del Gobierno de Michoacán, Carlos Maldonado Mendoza, salió a declarar ante los medios de comunicación, que pese a las acusaciones de Medardo Serna, Gaudencio Anaya y Eduardo Tena, el Gobierno de Michoacán no le debe recursos a la máxima casa de estudios de los michoacanos y por lo tanto no ha incumplido ninguno de sus compromisos de pago.

En ese sentido, indicó que en los últimos tres años la administración estatal ha suministrado a la UMSNH 2 mil 604 millones de pesos, de los cuales 2 mil 56 millones 720 mil pesos corresponden a recursos ordinarios y 547 millones de pesos a recursos adicionales proporcionados para cubrir los gastos de fin de año de la institución.

Ya es hora de que los directivos y los líderes sindicales se pongan serios, y en lugar de buscar en otros lados culpables sobre la situación en la que tienen a la Universidad Michoacana, informen a los michoacanos qué es lo que están haciendo para impulsar la reingeniería administrativa de la institución y reformar el régimen de jubilaciones y pensiones, sin argumentar que es el Congreso del Estado el encargado de ello, porque está claro que son ellos quienes continuamente se han opuesto.

Pero claro, muchos universitarios votaron a favor del hoy presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, porque es el único que les recibió su petición para dotar a la UMSNH de mayores recursos sin ponerles condiciones. Tal vez por eso están envalentonados y creen que es con marchas y declaraciones mediáticas como pueden presionar para exigir mayores recursos, sin comprometerse a cambio a nada, más que a seguir igual.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com