¿Delincuentes? / Jorge Álvarez Banderas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además de coordinador general del CIJUS de la UMSNH

El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además de coordinador general del CIJUS de la UMSNH

El hecho de aún no ser sentenciado Mireles Valderde, el haber sido rapado en la prisión donde se encuentra recluido a más de 1,600 kilómetros de donde se encuentra radicado su proceso mediante un procedimiento muy expedito, es una afrenta a su persona y un agravio a gran parte de la sociedad que por temor no se manifiesta

Morelia, Michoacán, 03 de julio de 2014.- Delinque quien comete un delito, un delincuente es quien delinque, delito es la acción u omisión voluntaria o imprudente penada por la norma; con este juego de palabras se puede identificar de manera simple a la persona que al desplegar una conducta puede ser un infractor por quebrantar la ley, con la consecuencia de la imposición de una sanción; una sanción por ende es el resultado aplicable a quien por su conducta, que encuadra en lo establecido en la disposición legal, debe pagar en un sentido económico y/o privativo de libertad; entonces, delincuente será todo aquel que infrinja lo contenido en la ley.

En la sociedad hay muchos presuntos delincuentes por las conductas que realizan y la investigación de estos es competencia del poder ejecutivo por medio del ministerio público y las policías por mandato constitucional, siendo el primero quien ejercita la acción penal ante los tribunales competentes y la imposición de las penas, su modificación y duración son propias y exclusivas de la autoridad judicial.

Por su parte la autoridad administrativa es la competente para la aplicación de sanciones por las infracciones de los reglamentos gubernativos y de policía, las que únicamente consistirán en multa, arresto temporal o trabajo a favor de la comunidad.

Pareciera que en la nación mexicana, hay espacios de tiempo donde los particulares que despliegan conductas contrarias a la ley no son sujetos de sanción alguna, donde de facto el Estado está ausente; y por otro lado hay espacios donde el discurso de la clase gobernante alude a la aplicación irrestricta de la ley de manera general a los delincuentes.

Delincuente entre otros es aquel sujeto que retiene las contribuciones a un trabajador y no las entera a la federación como un poder legislativo, ejecutivo o judicial; delincuente es aquél sujeto que se encuentra en posesión de un vehículo extranjero con un permiso vencido o internado de manera ilegal al país, son los autos que en el argot se les denomina “chocolates” y a estos sujetos no se les persigue ni se les criminaliza como hoy a quien independientemente de su pasado (que no me consta) se enfrentan a quien gobierna nuestra entidad federativa violentando su autonomía ante la complacencia de sus autoridades.

Constitucionalmente se encuentran prohibidas las penas inusitadas y trascendentales, toda pena debe ser proporcional al delito que se sancione y al bien jurídico afectado; el hecho de aún no ser sentenciado el Dr. José Manuel Mireles Valderde, el haber sido rapado en la prisión donde se encuentra recluido a más de 1,600 kilómetros de donde se encuentra radicado su proceso mediante un procedimiento muy expedito, es una afrenta a su persona y un agravio a gran parte de la sociedad que por temor no se manifiesta.