El fracaso de los foros por la paz y los educativos (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Quedan muchas dudas de la eficiencia de estos foros, que no tienen un marco legal, ni metodología transparente, pero tampoco son vinculantes y tampoco sabemos cómo se han financiado

Morelia, Michoacán, 08 de octubre de 2018.- Es una mala señal que los foros por la paz y la reconstrucción que organiza López Obrador, en varios puntos del país, se hayan cancelado.

A pesar de las explicaciones y justificaciones, lo cierto es que no estaban resultando como se habían planeado. El presidente electo parece que no midió el enorme encono y agravio de las víctimas de la inseguridad y sus familiares.

Desde el primer foro, al que no dejaban pasar a los afectados, aunque al final tuvieron que abrirles las puertas, se vio muy claramente la rabia y el dolor de las víctimas que decían de frente a Obrador que no querían perdón ni olvido, no a la amnistía, que hasta hoy ha sido su bandera en la solución de la creciente inseguridad.

Luego en Morelia, también fuimos testigos de la manera en la que estos foros se salieron de control, siendo los morenistas quienes sabotearon su propio evento, en el que reclamaban a las autoridades estatales e incluso hicieron salir del recinto al secretario de seguridad pública.

El objetivo parece que no se alcanzó, ni diálogo, ni acuerdos, ni de parte de las víctimas, ni por parte de los militantes del partido que los organiza. Incluso en Oaxaca, el Foro por la Paz estuvo totalmente desangelado, sólo asistieron dos funcionarios.

Así se anuncia que quedan cancelados los foros en Veracruz, Sinaloa, Morelos, Tabasco y Tamaulipas, debido a que se creará un plan de seguridad el 24 de octubre y tienen que sistematizar las propuestas recogidas. Pero aseguran que éstas se podrán recibir por internet. Así se da fin a este capítulo.

Pero no suspiremos, aún hay más… La coordinadora de los foros, Loretta Ortiz Ahlf ya adelantó que se creará una Fiscalía para la Paz, que atendrá crímenes graves durante la administración del tabasqueño. Y llama mucho la atención este anuncio, pues López Obrador ha reiterado en varias ocasiones que no crearía más fiscalías para cada cosa, porque no sirven y son una simulación.

Pero esto ya parece ser un hecho, incluso Loretta Ortiz, informó que se presentará una iniciativa de ley el próximo 24 de octubre y que dará el marco legal para la creación de esta fiscalía, que me recuerda mucho al anuncio que hizo la organización internacional Open Society Justice, cuyo CEO es George Soros y en donde afirmó que México requiere de un mecanismo internacional de justicia para perseguir e investigar delitos atroces, pues considera que el gobierno mexicano es corrupto y la tortura es una práctica rutinaria y generalizada de los funcionarios públicos.

La Open Society ha sido muy insistente en esto, pues ya el año pasado lo había sugerido, pero en mayo de este año lo reiteró.

Cabe mencionar que George Soros es uno de los hombres más poderosos a nivel global y que financia países para que apliquen sus diferentes agendas de ingeniería social, sobre todo, la legalización de drogas, los derechos de la comunidad LGTB, el feminismo, aborto y eutanasia, entre otros. No lo hace solo, lo hace a través del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, Human Rigths Watch o la ONU.

Ortiz Ahlf también dijo que el mismo 24 de octubre AMLO hará públicos los resultados de estos ejercicios.

Pero ayer vimos los problemas que ya hay en los otros foros: los educativos, que serán 17 y de los que se esperaba un diálogo incluyente, civilizado, en donde se analizaran las diferentes posturas que llevaran a propuestas serias que permitan elevar la calidad de la educación y profesores felices.

Pero en Acapulco la situación se complicó, pues la Coordinadora irrumpió en la sede con gente encapuchada. Con palos y bats, tomaron el presídium y agredieron a los asistentes, entre los que estaban integrantes del SNTE. En ese momento había unas 5 mil personas que finalmente se retiraron y la actividad fue cancelada.

Y en Michoacán pasó algo similar. La CNTE controló el foro educativo, abucheando a todo aquél que tomaba el micrófono y que no fuera de ese grupo. Así nadie más pudo hablar, todo fueron consignas contra el gobernador y contra el gobierno federal.

Al evento asistió el secretario de Educación Alberto Frutis, a quien corrieron a gritos. ¿La exigencia? La derogación de la reforma educativa.

Así quedan muchas dudas de la eficiencia de estos foros, que no tienen un marco legal, ni metodología transparente, pero tampoco son vinculantes, lo que generará incertidumbre sobre los resultados que nos digan hubo.

Pero también hay dudas de cómo se han financiado estos, pues Obrador no es aún presidente y no tiene presupuesto ni un carácter legal que justifique la realización de tales eventos.