El fracaso en la comunicación del Ramal Camelinas (Por: Diego Leal Corral)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor es el Dr. Diego Leal Corral, catedrático de la Universidad Contemporánea de las Américas Morelia; con estudios en Comunicación Política en la Universidad Complutense de Madrid, así como en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset

El autor es el Dr. Diego Leal Corral, catedrático de la Universidad Contemporánea de las Américas Morelia; con estudios en Comunicación Política en la Universidad Complutense de Madrid, así como en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset

La gestión de la comunicación con respecto al ramal camelinas es solo una muestra de cómo los gobiernos y los gobernantes no han sabido comunicar eficazmente, no están preparados para atender crisis de gobierno y eso genera incertidumbre en la población con respecto a su trabajo, poniendo en tela de juicio su capacidad

Morelia, Michoacán, 12 de septiembre de 2018.- El ramal camelinas comenzó su construcción allá en el año 2012. El ex presidente Felipe Calderón dotó de recursos para que se hicieran los estudios técnicos correspondientes y hasta vino a hacer una primera visita de obra en noviembre de 2012 a escasos días de dejar el poder.

En dicha visita aseguró que los recursos para llevar a cabo esta faraónica obra estaban asegurados pese a la resistencia de algunos grupos de la sociedad civil que habían empezado a ampararse para evitar la construcción de esta obra.

Meses después y ya en el sexenio del actual Presidente Peña Nieto, los recursos siguieron etiquetándose, pero su aplicación fue poca. Hubo grandes subejercicios, muchos de los cuales se dieron por la tardanza en obtener permisos por parte de SEMARNAT para seguir con la obra. La delegación de la SCT guardó silencio al igual que la constructora, dejando a los morelianos sin información de una obra que apostaba por mejorar la circulación del sur de la capital michoacana.

Años después, y ya con los permisos, el ramal camelinas volvió a ser noticia por las explosiones controladas que pusieron en alerta a vecinos de la zona. Algunos manifestaron que dichas explosiones habían dañado su patrimonio, una vez más, la delegación de la SCT, el ayuntamiento de Morelia e incluso el Estado no tuvieron una comunicación preventiva ni ejercieron acciones para mitigar la crisis que se les venía.

El Movimiento de Protección de la Loma de Santa María siguió solicitando parar la obra, su voz fue maximizada por las explosiones y la gestión de la crisis de las mismas se solventó con visitas de personal de SCT y el estado a los afectados.

Por fin, para diciembre de 2017 se tenía previsto abrir la obra. Ya todo estaba listo y lanzaron a los medios que para esta fecha habían concluido los trabajos y que estaba por inaugurarse la obra. Sin embargo, a días de llegarse la fecha, el delegado, al anunciar el presupuesto para 2018 aseguró que la obra iba a inaugurarse el 15 de enero de 2018.

La fecha volvió a llegar y la ansiada inauguración, no se dio. SCT volvió a callar. Para junio, se volvió a decir a los medios que el ramal estaba ya listo y próximo a inaugurar, la fecha que dieron en esa ocasión era para mediados de julio.

Una vez más y por tercera ocasión, no se abrió la obra al público, tampoco el delegado salió a dar una razón por la cual nuevamente falló en la fecha. En junio había señalado los problemas que se habían tenido en la construcción, lo que originó que la construcción de la obra fuera más tardada.

En junio, Florentino Coalla, delegado de la SCT volvió a darle a “La Voz de Michoacán” una nueva fecha para la inauguración de esta vialidad, el 15 de julio, “aproximadamente” dijo en dicha entrevista.

Pues bien, ya pasó julio y agosto y a pesar de que se había dicho el 9 de agosto que en 3 semanas la obra se iba a entregar, una vez más las autoridades competentes (eso lo ponemos en tela de juicio) no han inaugurado la obra y los morelianos cada vez nos preguntamos si será en este mes cuando podamos circular por dicha vialidad. La verdad es que aún no se tiene certeza de una nueva fecha de apertura del ramal, por lo que no nos extrañe que esta se abra el próximo mes o incluso, el próximo año.

Esta pésima gestión de la comunicación por parte de la SCT en Michoacán solo nos muestra la pobre gestión por parte de esta dependencia federal, famosa por el socavón de Cuernavaca, los contratos con constructoras amigas que consiguen obra a cambio de la casa blanca o la de Malinalco o incluso pifias como la caída de trabes en el tren México-Toluca.

La gestión de la comunicación con respecto al ramal camelinas es solo una muestra de cómo los gobiernos y los gobernantes no han sabido comunicar eficazmente, no están preparados para atender crisis de gobierno y eso genera incertidumbre en la población con respecto a su trabajo, poniendo en tela de juicio su capacidad. Todo ello por salir a la prensa sin tener claridad en cuestiones técnicas que en principio es su área de conocimiento.

Esperemos que la SCT no salga una vez más a burlarse de los morelianos y por fin abran esa importante vialidad a la brevedad, la cual tuvimos que esperar casi 6 años desde su planeación para poder usarla.