Editoriales

El PIB vs La 4T (Por: Rubén Alcántar)

Durante el presente año, año de la cuarta transformación ha habido dos grandes aristas, las cuales han venido entorpeciendo, por no decir ensombreciendo, el trabajo realizado por el ejecutivo federal, la seguridad y la economía

Morelia, Michoacán, 31 de octubre de 2019.- Durante el presente año, año de la cuarta transformación, ha habido sin lugar a dudas bastantes cambios en la manera que nuestro país funcionaba, algunos de reconocerse, y bastantes otros de criticarse, sin embargo ha habido dos grandes aristas, las cuales han venido entorpeciendo, por no decir ensombreciendo, el trabajo realizado por el ejecutivo federal, la seguridad y la economía.

En el tema de seguridad todos sabemos el gran cúmulo de errores que ha venido cometiendo el gobierno, sin embargo en cuanto a economía, es uno de los temas en los que mayor división de ideas existe, ya sea por la mal información en algunos medios, o simplemente por el desinterés de un amplio sector de la población.

Justamente el día de ayer, fue publicado por parte del INEGI, el resultado del crecimiento económico en nuestro país, con respecto al tercer trimestre del año, no resulta para nada una sorpresa el comportamiento errático de este, una baja para ser precisos del 0.4%, la cual, si bien sorprende a algunos, no nos sorprende a otros, puesto que, con la entrega del Índice Global de Actividad Económica (IGAE) presentado la semana anterior, ya se preveía este resultado.

¿Las causantes? Claro, la pérdida de los sectores productivos; la primer causante puede atribuírsele a la caída en la actividad industrial (sector secundario), la cual de acuerdo al informe del PIB cayó en un 1.8%, lo cual engloba un conjunto de consecuencias a nuestra economía, como lo son la pérdida de empleo, o de inversión, por citar algunas, comportamiento que ha mantenido a lo largo de todo el año. En el sector primario, el de producción, de materia prima, los datos son un tanto contrastantes, por no decir confusos, pues el informe presentado ayer referente al PIB, anuncia un avance en un 5.3%, sin embargo, el IGAE, presentado la semana anterior, nos informaba para el mes de julio, si, el campo crecía, y crecía a cifra de 4.1%, sin embargo para el mes de agosto, este crecimiento cayó a tan sólo 0.9% de crecimiento, lo cual, a reserva de los datos de septiembre, nos hace pensar que, solo un milagro, de cifras anecdóticas, habría hecho que esta cifra de 5.3% se lograse.

Ya en el sector terciario, el correspondiente a los servicios, el comportamiento fue, como dijeran mis abuelos “Ni pa tras, ni pa delante”, sector que se encuentra en un claro rezago.

Esta caída ya se veía venir, prueba de ello eran los resultados de los dos trimestres anteriores, en los cuales se creció en un 0.1% y un 0.3%, del primer y segundo trimestre del año respectivamente.

Estos resultados son para poner mucha atención en nuestra economía nacional, por no sonar exagerado y decir que para preocuparse, el contexto pinta muy complicado, no solo por las estimaciones de crecimiento de distintos organismos, las cuales van desde, un crecimiento bastante consensuado de 0.2% (FMI, CEPAL y BANXICO) al finalizar el año, hasta un crecimiento de 1.2% (bastante improbable) por parte de los más optimistas (SHCP).

Como menciono, el contexto es bastante complicado, seguridad, inversión, recaudación fiscal, ingresos petroleros, el T-MEC, incertidumbre en las decisiones gubernamentales, son algunas de las variables que han venido pegándole a nuestra economía, y los resultados ya están ahí, tenemos una contracción en el crecimiento, por primera vez desde la crisis de 2009, es urgente que el Gobierno Federal y la SHCP, se pongan a hacer su chamba, pues el crecimiento está bastante lejos del 4% a tasa anual, que nos prometieron apenas el año pasado.

Como siempre lo menciono, habrá que esperar a que se calmen las aguas y nos den mayor claridad el 23 de noviembre, con un informe mayormente detallado del PIB, pero en el cual ya vislumbramos el fracaso de los resultados, esperemos que, por el bien de los mexicanos, el gobierno ya solucione su pelea con la cochina, fifí y parte de la mafia del poder, economía, la cual sólo quiere desestabilizar a la cuarta transformación, ya veremos en que concluye el pleito entre el PIB y la 4T, pero sin duda que los únicos amolados como siempre, seremos todos los mexicanos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: