El Prian sí existe. ¿Qué es? (Por: Alejandra Ortega)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Esta concepción tan demagógica y errónea ya no permite a cierto grupo de personas entender la política de otra forma, se vuelve muy cómodo y simplista hablar de un “Prian” contra Morena, sin analizar, ni profundizar en nada más. Como si esto fuera una regla y todo el PRI fuera malo y todo el PAN también y el único bueno: Morena.

Morelia, Michoacán, 08 de abril de 2018.- López Obrador puso de moda eso del “Prian”, con el que nombra a una especie de alianza mafiosa entre el PRI y PAN, que ostenta el poder y que ha asegurado siempre, fue la que le hizo el fraude en la elección presidencial de 2006, cuando por sólo .62% , le ganó Felipe Calderón.

Desde ahí el Prian se hizo famoso, poniendo en un mismo sitio a estos dos partidos que tienen muy diferente ideología y origen, además de que en la geometría política el PRI se considera de centro y el PAN más a la derecha.

Sin embargo y a pesar de las evidentes diferencias entre ambos, una buena parte de la población se lo tomó literal y para ellos no hay más que “Prian” al que hoy agregan PRD y Movimiento Ciudadano. Y así conciben las actuales posiciones políticas en México, entendidas de forma muy elemental en derecha e izquierda.

Esta concepción tan demagógica y errónea ya no permite a este grupo de personas entender la política de otra forma, se vuelve muy cómodo y simplista hablar de un “Prian” contra Morena, sin analizar, ni profundizar en nada más. Como si esto fuera una regla y todo el PRI fuera malo y todo el PAN también y el único bueno: Morena.

Sin embargo, el Prian existe, pero no es un asunto tan sencillo y López Obrador sabe bien lo que esto significa; sin embargo, por alguna razón estratégica, no se adentra en el tema, ni lo explica o aclara, como muchas de las cosas que suele decir públicamente y provoca entonces confusión y las personas empiezan a darle el significado que creen.

El Prian entonces no es otra cosa que un proyecto político y económico nacional que encabeza el ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México). Ésta es una institución educativa importante en el país, con un alto nivel y exigencia académicos. Sus fundadores en 1946 fueron empresarios y banqueros importantes de la época, el principal Raúl Bailléres, cuya familia hoy es una de las más poderosas del país, dueñas del conglomerado “Bal” que incluye empresas aseguradoras, financieras, metalúrgicas, comerciales, mineras, televisoras y cerveceras. Su dinero aumentó muy rápidamente en los últimos sexenios, sobre todo con Fox y Calderón, así lo aseguró la organización Poder en 2015.

El ITAM entonces es conocido por formar grupos que van apuntalando para luego ponerlos en puestos públicos estratégicos, desde donde pueden influir y construir el proyecto tecnócrata y neoliberal que inició hace 32 años con Gustavo Petricioli en la Secretaría de Hacienda, en el sexenio de Miguel de la Madrid; luego Pedro Aspe Armella con Salinas; Jaime Serra Puche y Guillermo Ortiz con Zedillo; Francisco Gil Díaz con Fox; Agustín Carstens con Calderón y Videgaray, Meade y José Antonio González, con Peña Nieto.

Pero no son los únicos y cada vez hay más itamitas en los círculos de poder, incuso pusieron a un presidente: Felipe Calderón, que invitó a una gran cantidad de compañeros del ITAM a trabajar en su gobierno, tantos como nunca, entre ellos Ernesto Cordero y José Antonio Meade, Alejandra Sota, Roberto Gil Zuarth, Dionisio Pérez Jácome, Georgina Kessel, José Francisco Blake Mora, entre otros y en ese tiempo incluso el IFE también estaba encabezado por otro itamita y amigo muy cercano del mismo Calderón: Luis Carlos Ugalde.

Ya en el gobierno de Peña Nieto, este grupo compacto volvió a hacerse de importantes carteras, como la SHCP, Pemex, Banobras e Infonavit, entre otras. Todos encabezados por Videgary, quien parece ser el presidente de facto y quien impone a José Antonio Meade como el candidato a la presidencia, por encima de las aspiraciones de Miguel Ángel Osorio Chong y de Aurelio Nuño, lo que provoca una cirisis al interior del partido y del gabinete presidencial.

En un video Obrador habla del Prian y menciona al ITAM como una mafia, lo que causó mucha molestia entre los itamitas, pues como siempre, el tabasqueño generalizó y los señaló de ser los responsables de la tragedia nacional por ser corruptos. Peor aún, Obrador dijo que hay muy pocas excepciones, entre ellas “Adrián”, un cercano suyo en Morena.

Pero se le olvidó mencionar a otros itamitas colaboradores en su partido como Zoé Robledo, Mario Delgado, Gabi Cuevas, Abel Hibert, a Llerenas o Pedro Salmerón. Pero seguramente para él éstos también son de esas muy pocas excepciones.

Y en el PAN quedaron algunos, como Mariana Gómez del Campo, senadora; Fernando Rodríguez Doval, secretario de Comunicación del CEN y Salomón Chertorivski, asesor de Anaya. Y hay evidencias de que los panistas tiene convenio de colaboración con ese instituto educativo que les ofrece diplomados y cursos a los militantes.

Asimismo, Margarita Zavala, recibió una donación de 5 millones de pesos de la familia Bailléres para su campaña, asunto que se difundió en varios medios de comunicación.

Así que la penetración e influencia de este grupo de poder es innegable y hay quienes afirman que la familia Bailléres está ligada a otros influyentes banqueros y magnates: los Rothschild y George Soros, así que saque usted sus conclusiones.