Entre el cielo y la tierra: UMSNH / Jorge Álvarez Banderas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además, fue coordinador general del CIJUS de la UMSNH

El autor, Jorge Álvarez Banderas, es un prestigiado y reconocido Doctor y académico especializado en temas legales y fiscales, además, fue coordinador general del CIJUS de la UMSNH

El sistema de pensiones en la UMSNH para sus trabajadores, carece de un sustento sólido que soporte su pago, desde el nacimiento de la actual Ley Orgánica en 1986 se previó por parte del legislador estatal, la creación de un Reglamento que las pudiera regular, sin embargo el Consejo Universitario quien es el facultado para ello, no se ha atrevido a crear una disposición de esta naturaleza

Morelia, Michoacán, 24 de febrero de 2017.- El sistema de pensiones en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) para sus trabajadores, carece de un sustento sólido que soporte su pago, desde el nacimiento de la actual Ley Orgánica en 1986 se previó por parte del legislador estatal, la creación de un Reglamento que las pudiera regular, sin embargo el Consejo Universitario quien es el facultado para ello, hasta entonces no se ha atrevido a crear una disposición de esta naturaleza.

El beneficio para los trabajadores universitarios (docentes, manuales y administrativos) relativo a su pensión, se supedita al cumplimiento de 25 años de servicio con una pensión “activa”, esto es, que cumplido ese requisito se pueden retirar sin perjuicio económico alguno, ya que de manera puntual sigue recibiendo lo que ordinariamente venia ganando; lo anterior es una prestación económica favorable, donde incluso el pensionado puede seguir laborando y  lograr una segunda pensión frente al Instituto Mexicano del Seguro Social cumplidos 65 años de edad.

Ante la ausencia de un sistema de pensiones universitario y frente a la nula aportación económica de los trabajadores a un fondo para el retiro, la UMSNH como muchas otras instituciones públicas de educación superior con sistemas parecidos, enfrentan una crisis económica de grandes dimensiones, por la negativa de la federación de asignar un rubro en el presupuesto para soportar ese compromiso económico creado por el mismo Estado, pero nunca regulado en la Casa de Hidalgo.

Uno de los cambios que la Secretaría de Educación Pública propone al sistema de pensiones en las universidades públicas que tienen este problema, es establecer un salario “regulador”, para que los trabajadores no se jubilen con el último salario, sino con el promedio de los últimos cinco años; sin embargo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha determinado que este salario “regulador” resulta inconstitucional; otra de las propuestas es que los trabajadores aportaran a un fondo de retiro pero el criterio de la SCJN ha sido en el mismo sentido. Estudios de la OCDE sugieren que la tasa de aportación del trabajador en general, debía ser de entre 12 y 18 por ciento de su base salarial.

Hoy la UMSNH anuncia la creación de foros para enfrentar esta situación, ante la pasividad del gobierno federal para regular y fijar una política nacional sobre pensiones, este ejercicio entre universitarios debe ser más que una Torre de Babel, frente a una realidad que nos alcanzará en septiembre próximo. @lvarezbanderas