Esfera Pública: La imagen del nuevo presidente municipal de Morelia

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Christián Gutiérrez Alonso, es licenciado en Derecho, con estudios de maestría en Ciencia Política y en Neuromarketing, y con estudios de doctorado en Políticas Públicas. Actualmente cursa Diplomado en Marketing Político.

El autor, Christián Gutiérrez, es licenciado en Derecho, con estudios de Maestría en Ciencia Política y Maestría en Neuromarketing, con estudios de doctorado en Política, Gobernabilidad y Políticas Públicas y diplomado en Marketing Político.

En esto centro mi columna de hoy: ¿cómo se perfilan los principales contendientes? Para responder a esta pregunta, analizo cualitativamente la imagen pública de los que considero son, los candidatos más fuertes.

Morelia, Michoacán, 01 de mayo de 2018.- En dos semanas inician las campañas rumbo a la Presidencia municipal de Morelia; los contendientes son: A) Alfonso Martínez, por la vía independiente, que busca ser reelecto por 3 años más; B) Daniela de los Santos, que va por el PRI, y sería la primera Alcaldesa de Morelia, surgida de una elección directa; C) Carlos Quintana, lanzado por el Frente PAN, PRD y Movimiento Ciudadano; D) Raúl Morón, experredista hasta hace unas semanas y hoy postulado por Morena; E) Fausto Vallejo, que busca ser Alcalde por quinta ocasión, hasta hace unos meses priísta, pero hoy jugará por el Partido Encuentro Social (PES); y F) Constantino Ortíz, que es empresario, hasta hace unas semanas priísta y hoy buscará la alcaldía por el Partido Verde (PVEM).

Cinco varones y una mujer buscan gobernar Morelia por los próximos 3 años, y lo hacen y con seguridad lo harán, en un contexto nada sencillo. Hace apenas unas horas, (29 de abril de 2018) el periódico El Economista, dio cuenta que, para el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la incidencia delictiva en Morelia ha crecido año tras año, desde 2015. Se señala, por ejemplo, que en 2015 se abrieron 10 mil 667 carpetas de investigación por delitos cometidos; en 2016 la cifra creció a 13 mil 004 carpetas por delitos; y en 2017, se incrementó a 14 mil 819 carpetas iniciadas por delitos. Es suma, a decir del área encargada de monitorear la incidencia delictiva en el país, las cosas en Morelia van de mal a peor.

Este es un hecho, pero independientemente de ello, alguien ganará la Presidencia municipal de Morelia el próximo 01 de julio, sea hombre o mujer. En esto centro mi columna de hoy: ¿cómo se perfilan los principales contendientes? Para responder a esta pregunta, analizo cualitativamente la imagen pública de los que considero son, los candidatos más fuertes. Desde luego, estas reflexiones aspiran a ser enriquecidas, debatidas y revaloradas, pues nada está escrito en política.

Inicio con algo simple: la imagen pública de un candidato, como la de un político o un funcionario público, se construye con 3 elementos: a) trayectoria, b) actos, c) apariencia. Estos tres elementos sumados, dan como resultado la “reputación”.

Ahora bien, en este momento, a dos semanas de iniciar la contienda, veo tres candidatos fuertes y explicaré el porqué.

  1. Alfonso Martínez: Tiene una trayectoria de experiencia. Actualmente es Presidente municipal de Morelia, fue diputado local y diputado federal. Respecto a sus actos, puedo decir que su paso como legislador local y federal fue muy débil; quiso impulsar la llamada Ley Antimarchas, por ejemplo, y en el momento decisivo no logró nada. Actualmente, como Alcalde, está siendo arrastrado por tres temas: la violencia creciente en Morelia, la polémica desatada en su contra porque quiso hacer del alumbrado público un negocio propio, y la polémica desatada porque ha hecho del Ayuntamiento de Morelia, el refugio laboral de 3 ó 4 familias cercanas a él y a su esposa, haciendo crecer la nómina de manera alarmante. Y respecto a su apariencia, Alfonso Martínez es un hombre joven, que viste a la moda y de forma adecuada. Su imagen estética, es buena. En conclusión, considero que Alfonso Martínez tiene una reputación cada día más desgastada, por el hecho de gobernar y hacerse evidentes los 3 hechos que lo arrastran.
  2. Daniela de los Santos: Tiene una trayectoria de experiencia, pues ya fue Síndico municipal en Morelia, diputado local y actualmente es diputado federal, con licencia. Respecto a sus actos, me parece que su paso como Síndico municipal fue bueno, en razón de que ayudó para aterrizar varios proyectos relevantes, en la gestión pública del que en esa ocasión fue un Alcalde reconocido por exitoso: Fausto Vallejo Figueroa. Como legislador local y federal, impulsó iniciativas de Ley muy relevantes para la sociedad, aunque me parece que debió comunicar de mejor manera su trabajo, pues en realidad se conoció poco de sus logros legislativos. Actualmente, observo en ella dos puntos débiles: su Partido, el PRI, pues como marca arrastra muchos negativos, y el mito misógino que le han creado –aunque puede ser desbaratado-, respecto a que debe su ascenso político al Comisionado Alfredo Castillo. Respecto a su apariencia, es una mujer muy joven, que viste a la moda y de forma adecuada para su edad y el cargo que busca. Su imagen estética es muy buena, pues es una mujer guapa. En conclusión, considero que Daniela de los Santos tiene una reputación que mejora cada día, además de que su posición de rival opositor al Alcalde favorece su imagen pública, rumbo a la alcaldía de Morelia.
  3. Carlos Quintana: Tiene una trayectoria de poca experiencia, pues solamente se le reconoce como líder juvenil del PAN, Secretario General de ese Partido y diputado local, con licencia. Creo que en este momento tiene un gran punto débil: lo conocen solamente en su Partido. Sus fortalezas son, por un lado la marca PAN y por otro, que va como candidato de un Frente con PRD y Movimiento Ciudadano, aunque esta fuerza es más mediática que real, pues el PRD y Movimiento Ciudadano no tienen fuerza de votos en Morelia y el Frente se está fracturando en razón de que el propio Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, ha manifestado que apoyará al candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade. Respecto a su apariencia, es un hombre joven, que viste a la moda y de forma adecuada para su edad y el cargo que busca. Su imagen estética, no es mala, aunque al ser “gordito” y pintar canas, parece mayor de lo que es. En conclusión, considero que Carlos tiene buena reputación, pero esto lo veo como un “falso positivo”, por qué, porque tiene esa buena imagen en razón de que prácticamente nadie lo conoce, y esto hace que no tenga negativos que criticarle.

Así aprecio a los más fuertes. Del resto de candidatos, en esta ocasión no escribiré, porque considero que a 14 días de iniciar las campañas no tienen una imagen pública poderosa que les facilite ganar. Cierto, todos los que faltan tienen positivos y su gran reto es aumentarlos para que crezcan sus posibilidades. En próximas entregas, abordaré sus perfiles.

@christian_gtz