Esfera Pública: Morelia está detenido

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Christián Gutiérrez Alonso, es licenciado en Derecho, con estudios de maestría en Ciencia Política y en Neuromarketing, y con estudios de doctorado en Políticas Públicas. Actualmente cursa Diplomado en Marketing Político.

El autor, Christián Gutiérrez Alonso, es licenciado en Derecho, con estudios de maestría en Ciencia Política y en Neuromarketing, y con estudios de doctorado en Políticas Públicas. Actualmente cursa Diplomado en Marketing Político.

Le pido que haga un último ejercicio: Imagine que el próximo lunes, el candidato independiente que quiere reelegirse le dice, que “Morelia no se va detener”; ¿qué pensaría usted?, ¿le creería? por supuesto, que yo no

Morelia, Michoacán, 13 de mayo de 2018.- Morelia, no avanza, el municipio está atorado entre la corrupción voraz de sus autoridades gubernamentales y la violencia creciente en la ciudad y sus tenencias.

Si usted preguntara a los jóvenes universitarios de Morelia –a los que pueden estudiar en la Universidad- en dónde trabajarán al terminar sus estudios, una mayoría de ellos con seguridad le responderían, que buscarán empleos en Querétaro, León, Celaya, Irapuato, Guadalajara o en la Ciudad de México; ¿por qué? porque allá sí hay oportunidades de empleo y se vive mejor. El común denominador de estas ciudades, es que todas están a menos de tres horas de Morelia, capital de Michoacán, y su desarrollo en infraestructura empresarial, comercial y de servicios, es constante y creciente.

¿Por qué la fuga de cerebros michoacanos y morelianos que se preparan en universidades públicas o privadas locales? Porque Morelia, como municipio, continúa atorado en la involución, principalmente por 3 causas.

  1. Por la inseguridad pública.
  2. Por los servicios públicos de mala calidad.
  3. Por la corrupción de sus autoridades municipales.

Inseguridad pública: Basta con ver los números que ofrece el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, del periodo enero-marzo de 2018, para darnos cuenta cómo han crecido los crímenes en Morelia, hasta en un 34%. Esta instancia del gobierno federal, señaló que las conductas antisociales que mostraron números a la alza fueron: las amenazas, que crecieron en un 355% para pasar de 72 a 328 casos; el allanamiento de morada que creció un 242% para pasar de 7 a 24 casos; el abuso de confianza que creció un 225% para pasar de 24 a 78 casos; el robo a bancos que creció un 200% para pasar de 1 a 3 casos; y el fraude que creció un 130% para pasar de 201 a 427 casos. Esta es la realidad de Morelia, en este rubro.

Servicios públicos de mala calidad: Inicio por algo deplorable, como el tema del predial. El Ayuntamiento de Morelia, contrató a una empresa de Veracruz para actualizar los valores catastrales. El resultado, fue que prácticamente en todos los hogares morelianos, hubo incrementos insultantes al predial. ¿Por qué una empresa de Veracruz y no local?, ¿por qué incrementos tan increíbles de un momento a otro?, ¿qué beneficios para los morelianos llegaron con esos incrementos? En realidad, ningún beneficio tangible. Visualice las calles de Morelia; la mayoría de ellas, sin luz pública, ¿por qué? porque el Alcalde se aferró a privatizar este servicio público. ¿Por qué aferrarse a privatizar?, ¿por qué no cambiaron las luminarias en lo que aprobaban o rechazaban en el Congreso del Estado la privatización? No se sabe, aunque la obligación del Ayuntamiento era y sigue siendo otorgar servicios públicos de calidad a los morelianos. Por último, piense usted en el servicio de agua potable. En muchas colonias de Morelia no hay agua, llega con muchísima dificultad o durante muy pocos días a la semana. ¿Sabe usted por qué el Alcalde arremetió contra el sindicato del OOAPAS de Morelia con la idea de liquidarlo?, ¿cuántas familias se hubieran quedado sin empleo y sustento económico si se hubiera logrado eso?, ¿por qué no explicaron a los morelianos de estas determinaciones radicales en el sector del agua potable? No lo hicieron, porque la transparencia fue otro severo problema en el Ayuntamiento de Morelia durante el gobierno independiente.

Corrupción de las autoridades municipales: Para mí –no sé para usted-, aprovecharse de los cargos públicos argumentando que es algo legal, es “injusto”, por decir lo menos. Al principio de la Administración municipal, el Alcalde pidió a los morelianos enviar sus curriculums vitae, con la promesa de contratar morelianos “independientes” para trabajar en el Ayuntamiento. Miles, literalmente, miles de morelianos lo hicieron. ¿Qué resultados se obtuvieron? Ninguno. Como suele pasar, los puestos de primer nivel los ocuparon las personas más cercanas al Alcalde y los cercanos a su esposa. Tres o cuatro familias, están metidas en la administración ocupando los cargos más representativos, y si bien eso no lo prohíbe la ley, es algo no justo, ¿por qué? porque continúa la historia de aprovecharse del puesto para beneficiar a los cuates aunque no tengan mejores perfiles que muchos morelianos no cercanos a los círculos del poder.

Por último, hablemos de una obra que insultó a todo Morelia; el famoso arreglo del Río Chiquito. El Alcalde prometió un “parque lineal”, para que la gente lo pudiera aprovechar caminando, ejercitándose, andando en bicicleta, sentándose en bancas a comer, leer, etc. ¿Qué paso? Hasta el momento, la obra no ha sido entregada formalmente al Ayuntamiento y no se sabe por qué; nadie lo aprovecha, porque es un foco de infección y peste. Casi al inicio de la obra, se descubrió y se exhibió en redes sociales que se había inflado el precio de la obra, como en 30 millones de pesos, y en cuanto se supo, el costo de la obra disminuyó de manera coincidente. ¿Qué hubiera pasado si no se descubre el precio inflado?, ¿para quién serían esos 30 millones de pesos?, ¿en qué bolsas hubieran quedado?.

En fin, por estas tres causas, y muchas más, me parece innegable que el municipio de Morelia está detenido; no avanza; no progresa. Morelia está detenido.

Le pido que haga un último ejercicio: Imagine que el próximo lunes, el candidato independiente que quiere reelegirse le dice, que “Morelia no se va detener”; ¿qué pensaría usted?, ¿le creería? por supuesto, que yo no.

  @christian_gtz