Esfera Pública: Reflexiones electorales

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Christián Gutiérrez Alonso, es licenciado en Derecho, con estudios de maestría en Ciencia Política y en Neuromarketing, y con estudios de doctorado en Políticas Públicas. Actualmente cursa Diplomado en Marketing Político.

El autor, Christián Gutiérrez Alonso, es licenciado en Derecho, con estudios de maestría en Ciencia Política y en Neuromarketing, y con estudios de doctorado en Políticas Públicas. Actualmente cursa Diplomado en Marketing Político.

¿Qué pasó el domingo anterior que los mexicanos decidieron hacer Presidente a Andrés Manuel López Obrador? Las respuestas pueden ser varias y los argumentos muchos más, sin embargo, apunto tres que me parece vale la pena dejar sobre la mesa para debatirlos y, desde luego, profundizarlos.

Morelia, Michoacán, 03 de julio de 2018.- ¿Qué pasó el domingo anterior que los mexicanos decidieron hacer Presidente a Andrés Manuel López Obrador? Las respuestas pueden ser varias y los argumentos muchos más, sin embargo, apunto tres que me parece vale la pena dejar sobre la mesa para debatirlos y, desde luego, profundizarlos.

  1. El hartazgo social.- Los mexicanos, así en términos generales, se cansaron; ¿de qué? de una clase política gobernante que aprovechó el sistema político -confeccionado por ella misma- para abusar del poder. Abusar del poder significó enriquecerse de manera ilegal, aprovechar sus cargos de manera injusta o hacer oídos sordos a los reclamos de la gente. La gente ya no pudo más y castigó a quienes consideraron abusivos; en este caso, el partido político más perjudicado fue el PRI.
  2. La impunidad y la corrupción.- Los mexicanos, en términos generales, son mexicanos de segunda categoría. En este país, salvo que tengas poder de algún tipo, quedas a expensas de un sistema político, de procuración de justicia y un sistema judicial, que beneficia a los poderosos y desatiende a los demás. Es decir, un sistema de impunidad. Los mexicanos castigaron ese estado de cosas. Y la corrupción también fue expulsada de la vida de los mexicanos. Una mayoría consideró que la corrupción nunca fue realmente combatida por el PRI y por el régimen de gobierno emanado del PRI. La casa blanca, Ayotzinapa, Odebrecht y La estafa maestra, nunca fueron removidos de la mente de los mexicanos.
  3. Andrés Manuel López Obrador aprovechó la circunstancia.- Casi todo, desde hace 5 años, caminó a favor de López Obrador, quien supo leer y entonces sí encarnar la bandera del cambio y del discurso anti-sistema. Además, la marca AMLO se revaloró más con el paso del tiempo. Esta marca, tuvo la virtud de seguir una buena estrategia de marketing político y comunicación política. Con el paso de los meses y años, la marca comunicó con constancia y consistencia. Eso sencillamente te genera un posicionamiento y esta marca logró posicionarse en la mente de los mexicanos, como ninguna otra. Además, los estrategas supieron darle un segundo aire a la marca, en el momento más oportuno: después del posicionamiento de la marca “Andrés Manuel López Obrador”, el segundo aire llegó con “ya sabes quién”, y este segundo aire de marca, terminó arrasando en comunicación colectiva.

Hay más reflexiones, que iré tocando con el paso del tiempo.

http://esferacomunicacionestrategica.com.mx/