Editoriales

Filosofía del Pueblo: Un negocio en tiempo de contingencia

Tal vez pasarán algunos meses para recuperar las ventas de los pequeños empresarios que sobrevivieron , al igual que los que cerraron se animen a abrir de nuevo

Morelia, Michoacán, 02 de junio de 2021.- Pasado un año que inició la crisis sanitaria hemos visto el cierre de bastantes locales a lo largo de esta ciudad, los letreros de “se renta” comenzaron a fluir. 

Negocios normalmente pequeños o que iban iniciando labores se vieron afectados, no se diga las papelerías o algún ciber que sabemos dependen de estudiantes los cuales hasta el día de hoy siguen resguardados.

Pero, ¿qué hay de los changarros que de alguna manera lograron sobrevivir? 

No me refiero a las compañías de ingresos millonarios o las llamadas transnacionales, sino a esos que a pesar de la incertidumbre decidieron permanecer abiertos con todas las medidas pertinentes. 

Logré conversar con la dueña de un local de comida que se encuentra en el interior de un mercadito de la ciudad, a la cual le cuestioné la manera en  que enfrentó tales hechos.

De inicio me comentó que redujo los días de trabajo tanto para sus empleados como del negocio, sus trabajadores entendían los sucesos de tal eventualidad, trató de evitar que sus ingresos se vieran mermados echando mano de sus ahorros para poderles pagar lo justo, para también contar con los insumos de diario, pero eso no alcanzó, pues cuenta que llegó a tener sólo 4 ventas en un solo día, cosa que era insuficiente para sostener los gastos.

Gobierno del estado puso a disposición un crédito de emergencia y aunque ella se registró con todos los documentos que pidieron no obtuvo respuesta alguna. 

También me hace saber que los  dos primeros meses fueron muy difíciles, pues no hubo ganancia alguna, ingeniosamente comenzó a andar  la entrega a domicilio (cosa que hasta el día de hoy le ha funcionado), pues ella no iba a dejar perder tantos años de tradición de su producto.

Al cuestionarle si recibió ayuda de las autoridades locales dice sólo haber recibido un litro de alcohol en gel, pero que sí estaban muy al pendiente de que no se violara alguna norma porque podría ser cerrado el local. 

Ya por último y la pregunta obligada era si alguno de los candidatos para ocupar el cargo de presidente municipal había propuesto algo para en un futuro regular las ventas (que hasta el día de hoy sólo se ha podido llegar a un 70 por ciento de lo que era lo normal), pues refirió que sólo prometieron publicidad, pero sin algún proyecto sólido, ya sea a través de alguna red social, radio o ya por lo menos perifoneo. 

Tal vez pasarán algunos meses para recuperar las ventas de los pequeños empresarios que sobrevivieron , al igual que los que cerraron se animen a abrir de nuevo.

Mientras tanto sí vemos el derroche de las campañas, pues para eso sí hubo presupuesto, pero para apoyar el desastre no les alcanzó. 

Entonces, ¿qué nos hace pensar que una vez cambiando  la administración por el partido que sea van a hacer algo para mermar tal desastre? Si ni siquiera pensaron en la salud de sus seguidores haciendo eventos multitudinarios dejando atrás los protocolos de sanidad. 

Filosofía del Pueblo: Las promesas eternas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: