DestacadasEditoriales

Huachicoleo, desabasto y los beneficiados (Por: Alejandra Ortega)

La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán
La autora, Alejandra Ortega, es subdirectora general de ATIEMPO.MX, con amplia trayectoria en medios de comunicación de Michoacán

Pérdidas que rondan los 10 mil mdp, Romero Deschamps aplaudiendo al presidente y en contra de la corrupción, estrategias para desviar la atención del caso Puebla, advertencias del director de PEMEX sobre desabasto sí se cancelan importaciones y alguien llenándose los bolsillos con más de 7 mil mpd

Morelia, Michoacán, 10 de enero de 2019.- El desabasto de los combustibles en México es alarmante, por mucho que se quiera minimizar el tema, es claro que estos son un factor determinante para la movilidad de un país. No sólo el traslado de las personas, también el traslado de mercancías, que permiten a una ciudad, un municipio y a un estado mantener su actividad productiva, la que va a generar empleos y recursos económicos.

El presidente del país ha repetido muchas veces que no hay que exagerar el tema, que no es un problema tan grave y que a pesar de todo, sí hay gasolina, pero el problema es la distribución. Además ha hecho llamados a los medios de comunicación a no provocar pánico entre la población, calificando de “propaganda” muchas de las notas periodísticas, fotos y videos sobre las largas filas de vehículos que esperan surtirse de gasolina. Pero acusando también al neoliberalismo de ser la causa de que México tenga que importar un buen porcentaje de los hidrocarburos.

Sin embargo, quienes estamos padeciendo el desabasto, vemos las afectaciones en nuestra vida diaria, teniendo que cambiar muchas actividades y rutinas.

El huachicoleo es un problema grave en el país, de eso no hay ninguna duda, pero combatirlo no debería suponer trastornar la vida de los ciudadanos, pues es claro entonces que esto se está haciendo sin una estrategia bien construida y planeada.

Dejar sin gasolina a nueve estados del país, todos de una misma zona geográfica, está provocando problemas muy serios, pérdidas millonarias al paralizarse las actividades de muchas empresas e industria tan importante como la de Guanajuato o Querétaro. Dichas pérdidas se calculan ya en más de 10 mil millones de pesos.

Y esta falta de planeación y de eficiencia en la estrategia de comunicación por parte de la Presidencia, es precisamente lo que ha generado la especulación en torno a algunos temas espinosos que ya leemos en algunos medios de comunicación, de los no oficialistas.

Uno de estos temas es la relación que se hace entre el desabasto y lo sucedido en Puebla recientemente. El accidente en donde falleció la gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle.

Y si viéramos esto desde el punto de vista de una estrategia de desviar la atención, como dice Chomsky, sobre un tema álgido como el sospechoso accidente de la pareja política, a escasos días de que ella rindiera protesta como gobernadora en una elección muy complicada, resuelta en los tribunales, la verdad es que sí hay lógica y esto explicaría la pésima y apresurada estrategia contra el huachicoleo.

Sobre todo, porque el tema de Puebla estaba siendo bastante incómodo para Andrés Manuel, a quien un sector de la gente lo vinculaba con el caso. Así que, como hacen muchos gobiernos, tenía que salir un tema más llamativo para desviar la atención.

También ha trascendido que el problema del desabasto surgió a mediados de diciembre, a raíz de la orden que dio Obrador a Carlos Treviño, director de PEMEX, de cancelar la compra de gasolina al extranjero, porque asegura el presidente, que es mucho lo que se importa a raíz del régimen neoliberal y qué hay que acabar con eso.

Esto, a pesar de que el funcionario de la paraestatal le advirtiera que esa acción dejaría sin combustible a la población para finales de diciembre. Tal como sucedió.

Pero la incertidumbre parece ser el común denominador, a excepción de aquellos que creen ciegamente en López Obrador y que le justificarán todo y harán entramados complejos y teorías rebuscadas para explicar las acciones y dichos del presidente, pero muchos otros no estamos seguros de cómo vaya a terminar todo esto. Si veremos detenidos, si veremos en la cárcel a altos funcionarios, de esos que dice el presidente son la mafia en el poder, o si también a estos se les otorgará el consabido perdón obradorista.

Lo cierto es que ayer circuló un desplegado del sindicato de PEMEX, firmado por Romero Deschamps, en el que reconocía las acciones del presidente y apoyaba sus decisiones. Curioso porque esto se puede leer como un mensaje del millonario, de que hubo ya un “arreglo” entre ambos.

Y de aquí se desprende otra posible explicación al desabasto, y es que habría sido Romero Deschamps el que hubiera instrumentado todo este problema, con el fuerte control que sigue teniendo de todo el sector, para  presionar al gobierno federal y que llegaran a un acuerdo ambas partes.

Y alrededor de todo esto, alguien parece estarse llenando los bolsillos con el negocio que representa el traslado de gasolina a través de pipas que pertenecen a una empresa de logística, que transporta diversos productos a lo largo y ancho del país.

Esta empresa de nombre “Excellence”, pertenece al grupo IDESA, de la cual es accionista Elisa Margarita Gutiérrez, esposa del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú y cuyas ganancias por el desabasto, superan los 7 mil millones de pesos.

Así hay más dudas que certezas, alimentado esto por la mala estrategia de comunicación de la Presidencia de la República. Hoy sin embargo, afirma PEMEX que el desabasto seguirá en Morelia. Ahora solo esperamos ver señales claras y positivas sobre los resultados de todo este asunto inédito, que por ahora, parece haber generado más complicaciones que beneficios.

La autora: Alejandra Ortega. Email atiempomx@gmail.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: