Iglesias históricas, las más afectadas por el sismo / Felipe Monroy

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Formado en la UNAM, tras colaborar con el Semanario Desde la Fe y contribuir a crear el sistema informativo de la Arquidiócesis de México, el autor es director de la revista Vida Nueva, que se publica con éxito desde hace más de 50 años en España

Formado en la UNAM, tras colaborar con el Semanario Desde la Fe y contribuir a crear el sistema informativo de la Arquidiócesis de México, el autor es director de la revista Vida Nueva, que se publica con éxito desde hace más de 50 años en España

Las diócesis de la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Valle de Chalco así como las instancias de la Conferencia del Episcopado Mexicano y todas sus dimensiones de acción social realizan una inspección detallada de los daños que sufrieron al menos un centenar de templos religiosos en la zona centro del país, la gran mayoría de alto valor histórico

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2017.- Las diócesis de la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Valle de Chalco así como las instancias de la Conferencia del Episcopado Mexicano y todas sus dimensiones de acción social realizan una inspección detallada de los daños que sufrieron al menos un centenar de templos religiosos en la zona centro del país, la gran mayoría de alto valor histórico, como consecuencia del sismo del martes.

El obispo de Morelos, Ramón Castro Castro, pastor de la zona del epicentro del sismo de 7.2 grados, a través de un videomensaje llamó a la solidaridad: “Se han derrumbado y han colapsados muchos edificios, muchas casas y muchas iglesias, pero no se ha derrumbado nuestra fe ni nuestra esperanza, ni la fraternidad ni la solidaridad. Esos valores son los que nos pueden sacar adelante”.

Debido a los cortes en autopistas y carreteras en el estado de Morelos, la iglesia local aún no ha realizado un censo integral de los templos dañados por el sismo en la región. Pero por medio de las redes sociales se saben que al menos un veintenar de iglesias tiene daños considerables. Algunas de las más afectadas son las iglesias de Juitepec, Tetecala, Totolapan, Jojutla, Axochiapan, Yecapixtla, Coatetelco, Chalcatzingo, Tetelilla en Jonacatepec, Cuauhtempan en Tlayacapan, Ahuatepec, Zacatepec, Xoxocotla, Tlaltizapán, Temoac, Cocoyoc, Yautepec, Tepoztlán, Huazulco, Ocuituco, Oaxtepec e incluso la Catedral de Cuernavaca, la cual recientemente lucía restauraciones.

Muchas de estos templos datan del siglo XVI y forman parte de la ruta turística de los templos y conventos que las órdenes de dominicos, agustinos y franciscanos fundaron en Morelos en los albores de la evangelización.

En la Ciudad de México, el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México reportó que tras el sismo reportaron daños estructurales principalmente en las parroquias ubicadas en la zona de Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan y Milpa Alta. Sin embargo, otros templos del centro y nororiente de la capital también reportan daños. Entre las más afectadas están las iglesias de San Bernardino de Siena, Santa Cruz Acapixtla, San Luis Tlaxialtemalco, San Miguel Topilejo, Nuestra Señora de los Ángeles y la propia Catedral Metropolitana de la Ciudad de México donde se desprendió una de las icónicas estatuas realizadas por Manuel Tolsá en la fachada del recinto.

Ante esta situación, el arzobispo de México, Norberto Rivera Carrera, manifestó “su profundo dolor y consternación por las pérdidas de vidas humanas a causa del terremoto”. E instruyó a las parroquias de las zonas afectadas, a los religiosos, religiosas y fieles laicos a colaborar con las autoridades civiles a fin de socorrer a las personas que fueron afectadas. Al momento, la Cáritas Arquidiocesna ha dispuesto seis centros de acopio en diversos puntos de la ciudad y ha habilitado algunos templos como albergues temporales.

Por su parte, la Arquidiócesis de Puebla afirmó que ha recibido reportes de varios daños en templos y parroquias: 13 en la ciudad de Puebla, dos en Cholula (una es la insigne Basílica de Nuestra Señora de los Remedios), dos templos en Amozoc, tres inmuebles religiosos en Atlixco y nueve iglesias en Izúcar de Matamoros. Según un reporte más detallado se difundió que al menos un centenar de iglesias en Puebla sufrió daños incluido el Seminario Palafoxiano.

El responsable de la acción social de la Iglesia de Puebla, el sacerdote Rutilio Rumero Pérez confirmó que las autoridades eclesiásticas de Puebla pusieron en marcha un protocolo de voluntariado y acopio de víveres y recursos a través de la Comisión Diocesana de Pastoral, Cáritas y el Banco de Alimentos local. El personal y voluntariado participa en la distribución de alimentos y artículos de higiene personal principalmente en las poblaciones de Atzala, Coetzala y Atlixco.

En la diócesis de Valle de Chalco, la zona sur oriente del Estado de México, también emitió un comunicado confirmando que varias parroquias sufrieron daños significativos “principalmente en la zona de volcanes”. Según se ha dado a conocer por medios locales, el templo del Señor del Sacromonte, al pie de los volcanes, tuvo daños estructurales mayores.

Finalmente, la Secretaría General del Episcopado Mexicano, en coordinación con otros organismos de la iglesia católica, levantan un censo sobre el estado de los templos, casas parroquiales y diferentes inmuebles de la iglesia que pudieran estar afectadas y que necesitan una inspección por parte de los peritos de Protección Civil y han lanzado un llamado de solidaridad a las diócesis cercanas a las zonas afectadas para asistir en la emergencia. A este llamado, respondió inmediatamente la Arquidiócesis de Tlalnepantla la cual, por instrucciones del cardenal Carlos Aguiar Retes, dispuso siete centros de acopio en cada una de las zonas pastorales presentes en los municipios de Tlalnepantla, Atizapán, Naucalpan y Huixquilucan.

@monroyfelipe