La educación michoacana rumbo a la Cuarta Transformación (Por: Erik Avilés)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Nuestro colaborador de Atiempo.mx, Horacio Erik Avilés, es presidente de Mexicanos Primero en Michoacán; fue director del Polifórum Digital de Morelia; y, actualmente es secretario técnico del Consejo Ciudadano de Morelia

Nuestro colaborador de Atiempo.mx, Horacio Erik Avilés, es presidente de Mexicanos Primero en Michoacán; fue director del Polifórum Digital de Morelia; y, actualmente es secretario técnico del Consejo Ciudadano de Morelia

Todos debemos de pensar en las próximas generaciones para realizar, desde nuestros respectivos ámbitos de influencia un esfuerzo noble y fecundo que permita que este tránsito de la educación michoacana rumbo al periodo de la denominada cuarta transformación brinde experiencias, resultados efectivos y construcciones sociales palpables en el largo plazo

Morelia, Michoacán, 16 de octubre de 2018.- Una transformación nacional de fondo debería construirse tomando como base aciertos, aprendizajes y errores previos para llevar a otros niveles el bienestar y el desarrollo de sus habitantes.

Tomar en cuenta la literatura existente a nivel internacional, nacional y estatal, consistente en legislación, planes y programas del ayer y del presente, estudios y reportes de la sociedad civil es un paso obligado para conformar un marco referencial sólido que posibilite recuperar experiencias de otras latitudes u otros tiempos para situar en el estado del arte la política pública a construir.

Paralelamente, se debe de realizar una consulta sin precedentes que tome en cuenta las voces de todos los sectores intervinientes y se sistematicen debidamente para elaborar la columna vertebral de un plan de desarrollo.

Especialmente, mirar a detalle en las entidades federativas la enorme diversidad y multiculturalidad que se ha construido en ellas proveerá de invaluables insumos para definir una visión transformadora e integral.

 La educación michoacana constituye una extraordinaria fuente de estudios de caso para normar, interpretar y afinar la precisión de la política pública en la materia. La casuística es inmensa, dada la enorme heterogeneidad imperante entre las comunidades de aprendizaje.

Partiendo de los anuncios de transformación educativa que se realizan incesantemente en este periodo transicional, bien valdrá la pena recuperar los programas piloto, innovaciones, saberes, epistemes y experiencias que se han dado en Michoacán para enriquecer la política pública que pudiera construirse.

Si bien, será hasta el 1 de diciembre cuando se realice el relevo institucional a nivel federal y faltando aún mucho por definir en torno a una posible transformación nacional, a últimas fechas se han dado primeros pasos interesantes en cuanto a la consulta ciudadana respecta, en aras de facilitar el camino rumbo a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México.

Durante la transición, diversas acciones de consulta han tenido verificativo en la entidad, de las cuales la primera a reseñar fue Foro por la Pacificación y la Reconciliación Nacional, la cual destapó una caja de Pandora, al visibilizar la gran cantidad de abusos sufridos por michoacanos que participaron en el mismo. Por representar el inicio de lo que se anunció como la mayor consulta ciudadana de la historia de la nación resulta comprensible que se suscitaran áreas de oportunidad en cuanto a logística respecta. Una vez concluida la consulta mencionada, bien valdría la pena que se diesen a conocer las propuestas sistematizadas, la relatoría y las minutas, así como el seguimiento que se brindó a cada propuesta individual.

Análogamente, durante el Foro de Consulta Estatal Participativa en Michoacán hubo una gran presencia de ciudadanos provenientes de todos los grupos de interés en el ámbito educativo, aunque muchos fueron a titulo personal o enviados sin representación visible.

En lo positivo, hay que destacar la gran convocatoria y el número de ponencias inscritas, así como el interés por participar de los presentes. Entre las áreas de oportunidad quedan garantizar que todos los que estén participen y tengan voz, que sus opiniones se sistematicen y que, sobre todo, haya capacidad de escucha efectiva por parte de los presentes.

Paralelamente, se realizó el arranque de los foros rumbo al Plan Municipal de Desarrollo, Morelia 2018-2021, en donde en nutrido acto inaugural, expertos en materia de desarrollo humano se dieron cita para arrancar el debate.  En el foro, los asistentes y ponentes subrayaron la importancia en lo estatal de replantear y revisar el marco normativo vigente en la materia, así como la importancia de impulsar desde lo local la educación en valores y la formación ciudadana.

Sin duda será valioso que se sigan los esfuerzos por la misma línea, consultando, buscando que los ciudadanos participen por todos los medios. Paralelamente, en lo que respecta a la política pública educativa municipalista, se ha dado un paso disruptivo en Morelia, ya que no se había buscado consolidar el sector educativo desde lo local, para lo cual ahora se crea la Dirección de Educación Municipal, la cual deberá de ser articuladora de diversas acciones gubernamentales aisladas y de las necesidades y demandas del rubro que se encuentran en la agenda pública.

En suma, es favorable que se estén dando consultas, de alcance nacional, estatal y municipal; pero muy importante será que se profundice el debate, en el que se analice la trascendencia de la educación nacional y la impronta colectiva que debe caracterizar a nuestro sistema educativo, para sistematizar y lograr conclusiones válidas y legítimas que posibiliten que la política educativa conforme ciudadanos que transformen a nuestra nación en el mediano plazo.

El emplazamiento a la transformación que logró hacer eco en treinta millones de votantes debe reflejarse en un esfuerzo de magnitud análoga en el que consensuemos las características de la escuela que queremos.

Llamar a la transformación nacional, sin simulación ni gatopardismo es mucho más que discurso, es un compromiso contraído con el pueblo de México por Andrés Manuel López Obrador, pero el calado de la evolución que se logre definitivamente dependerá en enorme mayoría de la participación de la ciudadanía.

Esperemos se haga conciencia al respecto y se tenga muy en cuenta que la legitimidad de la planeación para el desarrollo se da en la medida en la cual cada voz encuentra eco, respuesta y seguimiento en una política pública conformada que atienda a la necesidad, demanda, aspiración, idea, opinión, recomendación o propuesta expresada. Todos debemos de pensar en las próximas generaciones para realizar, desde nuestros respectivos ámbitos de influencia un esfuerzo noble y fecundo que permita que este tránsito de la educación michoacana rumbo al periodo de la denominada cuarta transformación brinde experiencias, resultados efectivos y construcciones sociales palpables en el largo plazo.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles