La ignorancia supina (Por: Jorge Álvarez Banderas)

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El autor, Jorge Álvarez Banderas, es Profesor Investigador de la UMSNH adscrito a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales; Doctor en Derecho por la Universidad del País Vasco; especialista en Derecho Tributario por la Universidad de Salamanca, España; Certificado en la Especialidad en Fiscal por el IMCP, cuenta con perfil PROMEP; miembro del SNI CONACYT. @lvarezbanderas

El autor, Jorge Álvarez Banderas, es Profesor Investigador de la UMSNH adscrito a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales; Doctor en Derecho por la Universidad del País Vasco; especialista en Derecho Tributario por la Universidad de Salamanca, España; Certificado en la Especialidad en Fiscal por el IMCP, cuenta con perfil PROMEP; miembro del SNI CONACYT. @lvarezbanderas

Estamos en un año electoral, no veo gran diferencia entre quien hoy nos representa y los interesados en contender electoralmente para representarnos, al final del camino y preguntarnos ¿qué hacer?, seguramente será votar por el menos peor, ya que el abstenernos o anular el voto en las urnas ya vimos que no nos dio resultado en el pasado reciente

Morelia, Michoacán, 26 de febrero de 2018.- Cuando el titular del Poder Ejecutivo Federal rindió la protesta de su encargo en el Congreso de la Unión, la hizo en el sentido de guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanaran, pero tal parece que dicha protesta, solo es un mero acto protocolario, ya que en la práctica el actual Presidente de la República demuestra una ignorancia supina en relación a nuestro derecho positivo, que aunque se le demande, hace oídos sordos al respecto.

Las muestras son muchas, las más recientes dos, que se dan de manera sucesiva:

  1. El pasado 24 de febrero, dentro de los festejos del 197 aniversario del Día de la Bandera, el lábaro patrio fue izado con el escudo al revés y ante ello el mandatario señaló que “…al final de cuentas, estamos hoy aquí en este espléndido escenario con muchas banderas, en este símbolo que nos da sentido de identidad.” “Y no importa si están al revés o al derecho, hacia atrás o hacia delante, la bandera es el símbolo que nos da sentido de identidad, de pertenencia, de orgullo de ser mexicanos”. Al respecto, el Dr. José Herrera Peña señalaba en una red social al respecto que, “importe o no, la Ley del Escudo y la Bandera Nacionales no faculta ni autoriza a ningún funcionario público a desdeñar el orden en que deben exponerse los símbolos de la Nación”, amén de que “Morelos en sus Sentimientos de la Nación proponía eliminar la ignorancia, en primer lugar como requisito sine qua non para eliminar igualmente la rapiña y el hurto”.
  2. El 24 de febrero de 2017, se publicó en el Diario Oficial de la Federación una Reforma Constitucional denominada “Justicia Laboral”, la cual entró en vigor al día siguiente de su publicación de acuerdo a su artículo primero transitorio, mientras que en su segundo transitorio se consigna que el Congreso de la Unión y las legislaturas de las entidades federativas deberán realizar las adecuaciones legislativas que correspondan para dar cumplimiento a lo previsto en el presente Decreto, dentro del año siguiente a la entrada en vigor del mismo, léase, el pasado 25 de febrero, situación que hasta la fecha aún no acontece; en el artículo cuarto transitorio de dicho Decreto, se precisa que dentro de dicho plazo, el Ejecutivo Federal someterá a la Cámara de Senadores la terna para la designación del titular del organismo descentralizado que se encargará de atender los asuntos relacionados con el registro de contratos colectivos de trabajo y organizaciones sindicales, cosa que tampoco ha sucedido.

Las omisiones legislativas hoy no son sancionadas por la legislación aplicable, al establecerse obligaciones de hacer tanto para el Poder Ejecutivo como Legislativo que no traen aparejada una sanción, el estado de cosas seguirá igual; en derecho existe una máxima relativa a la ignorancia respecto del cumplimiento de una obligación, esto es, la ignorancia no exime o justifica se cumpla lo mandatado.

Estamos en un año electoral, no veo gran diferencia entre quien hoy nos representa y los interesados en contender electoralmente para representarnos, al final del camino y preguntarnos ¿qué hacer?, seguramente será votar por el menos peor, ya que el abstenernos o anular el voto en las urnas ya vimos que no nos dio resultado en el pasado reciente. @lvarezbanderas