Editoriales

La imaginación en la ciencia (Por: Javier Ríos)

El autor, Dr. Javier Ríos, es coordinador de la ExpoCiencias, de la Red de actividades juveniles en ciencia y tecnología y coordinador del Encuentro de pandillas científicas de Michoacán, premio estatal de ciencia 2018, además de ser consultor de varias empresas en innovación y pensamiento de diseño
El autor, Dr. Javier Ríos, es coordinador de la ExpoCiencias, de la Red de actividades juveniles en ciencia y tecnología y coordinador del Encuentro de pandillas científicas de Michoacán, premio estatal de ciencia 2018, además de ser consultor de varias empresas en innovación y pensamiento de diseño

Una idea no es una cosa única; es un conglomerado, una red bastante poblada donde cada neurona está conectada con otras mil diseminadas en el cerebro hasta formar billones de conexiones neuronales y la generación creativa de ideas necesita grandes cantidades de conexiones

Morelia, Michoacán, 15 de abril de 2019.- El primer paso del método científico es la observación, pero cuando en el observar se requiere fusionar el pensamiento creativo e innovador a una investigación científica más allá de solo cumplir con un marco metodológico, se necesita fortalecer la capacidad de este primer paso para que un proyecto de investigación además de cumplir científicamente su cometido sea considerado como creativo e innovador.

Cuando queremos encontrar una conjetura creativa y transformadora para desarrollar un proyecto, lo primero que ponemos a prueba es nuestra capacidad de observación, pero si esa idea creativa e innovadora la vamos a convertir en proyecto científico, la observación la vamos a fortalecer como toda una curiosidad científica, esa capacidad para observar a nuestro alrededor en la búsqueda de algún problema, de cierto hallazgo, etcétera.

Para fortalecer la curiosidad científica debemos poner a prueba en primer lugar nuestra creatividad y enfocarla a que ese gran ingenio se convierta en un proyecto para realizar investigación. En este artículo se muestran algunas herramientas muy útiles para reforzarla.

1.- Figura, logotipo o imagen

Lo esencial para desarrollar la creatividad es potenciar en primer lugar la imaginación, veamos un ejemplo:

Con cierto logotipo, en este caso vamos a usar de una marca deportiva, toma un papel o en el pizarrón y dibuja todo lo que se te venga a la imaginación en 5 minutos, en donde destaque en el dibujo el logotipo (no importa si el dibujo no es de calidad, lo que debe de importar es la capacidad para imaginar grandes objetos para agregárselo a dicho logotipo)

He aplicado este test de creatividad en niños y adolescentes y nos han sorprendido, le agregan un personaje y lo convierten en una tabla de surf, en bigotes, en bananas, en una sonrisa, en canoa, etcétera, en tan solo 5 minutos y nos sorprenden con sus dibujos donde resalta esa figura. Esta es una excelente prueba para ver como estamos de inicio en nuestra capacidad para imaginar y la podamos impulsar con más dibujos y también enfocando el dibujo a un tema en especial. Recomiendo ampliamente aplicarlo para ver como estamos con la imaginación recordando que la imaginación es el primer paso para desarrollar la creatividad.

2.- Dados o cubos de historia (storycubs).

Otro ejercicio muy útil es el uso de storycubs, con lo cual se puede incluso utilizar la técnica de storytelling que usan en mercadotecnia pero en este caso es relacionar libremente las cosas con estos dados geniales. Existen diferentes tipos de storycubs.

Mediante los storycubs podemos iniciar con el lanzamiento de tres dados y proponer el reto de 5 minutos para inventarse una historia que relacione cada figura que salga tras lanzar el dado; luego vamos extendiendo esta técnica y ahora pedimos ponerle nombres a algunas figuras, podemos después hacer el reto con 4 y hasta 6 dados y construir la historia en todo un comic, más adelante podemos también enfocarlas y solicitar a las personas o niños en el test que en base a una problemática de su ciudad o pueblo desarrollen una historia o cuento, etcétera, y con el tiempo tal vez hasta en una historia o cuento científico.

3.- Solo tenemos un objeto

Otro ejercicio después de horas, días y semanas de practicar y poner a prueba nuestra capacidad de imaginación con dibujos y con storycubs, ahora pongamos el reto de aplicar en algún beneficio o solución con algún objeto especial, por ejemplo el encontrar más de diez aplicaciones en tan solo 5 minutos para tres ladrillos.

A algunos se les ocurren ideas con esos tres ladrillos como convertirlos en macetas, en otro tipo de muebles para colgar cosas, en lámparas, en objetos para cocina y mucho más. Para un niño con un pedazo de cartón o de madera existe un mundo de posibilidades para jugar y deja volar su imaginación y vive esa gran experiencia.

4.- ¿Raro, curioso o extraño?

Se debe iniciar imaginando al observar cosas raras o extrañas con el fin de encontrarles alguna ventaja y desde nuestro espacio. Por ejemplo vayamos a nuestra habitación; les cuento que en una ocasión dejé a niños este ejercicio de observación de cosas extrañas o raras que pudieran encontrar en su recamara y varios niños observaron que lo único raro eran telarañas en las esquinas y de inmediato hicimos volar su imaginación para saber ¿qué se podría hacer con esa telaraña?, ¿de qué están hechas las telarañas?, ¿qué propiedades tienen dichas telarañas?, entre otras preguntas más. Se pensó en un proyecto para fabricar productos para personas con escasos recursos y a base de telaraña (una idea que surge desde observar cosas en nuestra habitación y en dejar fluir la imaginación).

Pues bien, una vez observado algo raro en tu habitación deja volar tu imaginación, investiga sus componentes y sus bondades,  cuenta una historia con los storycubs, busca algún beneficio o en que puedes aplicarlo, otro niño dijo que solo entraba el sol por la ventana y de inmediato empezamos a buscarle una aplicación y esto desencadenó un gran proyecto de energía.

Ve afuera de tu habitación y busca algo extraño ahora en la sala, en la cocina, en tu patio, etcétera, algunos encontraron plantas en su jardín que ni se imaginaban las propiedades de dicha plantas, otros en alguna estación del año hicieron algo con las hojas que se caían del árbol y crearon fertilizantes orgánicos. Podemos observar grandes arquetipos que nacieron no precisamente en un laboratorio sino desde casa. Ahora vayamos fuera de tu casa y observa en tu calle, en tu ciudad, etcétera. Ahora tu imaginación no solo se centra en objetos, también ahora trasladarla a otras áreas, tal vez ya puedas tener lo suficientemente acelerada tu mente inquisitiva para generar una idea creativa e iniciar una investigación científica.

Desde nuestra casa empecemos con el desarrollo de esa curiosidad, podemos jugar en familia incluso en el primer paso del método científico con estas herramientas y una vez aplicados estos tips, estarás listo para innovar o para convertir esa imaginación o curiosidad en un proyecto científico en alguna área en especial de las ciencias y al usar los posteriores progresos del método científico te darás cuenta que durante esas etapas recopilarás información necesaria, cristalizarás los experimentos adecuados,  vas a adquirir los conocimientos precisos para transformar tu imaginación en una gran idea, dentro de esta transformación también existen herramientas que con gusto compartiré en otros artículos, por lo pronto fortalezcamos la imaginación.

Cuando tienes una nueva idea lo que haces es activar una cantidad en particular de neuronas por primera vez, la cual es una red de células que exploran el potencial creativo del cambio y no hay límite en dicha exploración entre las conexiones que se pueden establecer en el cerebro. Una idea no es una cosa única; es un conglomerado, una red bastante poblada donde cada neurona está conectada con otras mil diseminadas en el cerebro hasta formar billones de conexiones neuronales y la generación creativa de ideas necesita grandes cantidades de conexiones. Las ideas no saben a quién pertenecen y a quién no, ni siquiera saben que tienen dueño, las ideas han nacido para solucionar problemas y promover avances, para desplazar las pasadas doctrinas libremente. La historia de la vida y la cultura humana nos demuestra que somos una especie con grandes ideas y que mejor que ahora esas ideas se conviertan en proyectos científicos y tecnológicos.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba